facebook comscore
El rumbo de la infraestructura

El rumbo de la infraestructura

Columnas jueves 15 de octubre de 2020 - 00:47

Fabiola Sierra

Para nadie es un secreto que el desarrollo de nueva infraestructura para cualquier sector genera un impacto positivo en la economía: crea empleos, optimiza los procesos económicos y mejora la calidad de vida en general.

El 26 de noviembre de 2019 el presidente López Obrador encabezó la presentación del Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado que contempla un paquete inicial de 147 proyectos que equivalen a poco más de 859 mil millones de pesos (mdp).

Con unos meses de atraso según los estipulado en la ley, el 2 de julio de este año se publicó en el Diario Oficial de la Federación el programa sectorial de comunicaciones y transportes de la actual administración. Este documento, derivado del Plan Nacional de Desarrollo, debiera representar la estrategia nacional en materia de infraestructura; sin embargo, al realizar un análisis de fondo, sólo apreciamos una extraña mezcla de principios generales y pocos asuntos prácticos sin un monto de inversión total estimada. Con este concepto presupuestal en mente, poco habría que esperar para un México tan carente de muchas acciones en diversas materias para las que sólo existe un presupuesto que, bien sabemos, no es infinito.

Para generar aún más confusión, el pasado 5 de octubre se presentó el Plan de Infraestructura como parte del Acuerdo Nacional para la Recuperación Económica. Esta nueva propuesta enlista 39 proyectos con una inversión acumulada de 297,344 mdp entre los que destaca el “vuelve a la vida” que le dan al Tren México - Querétaro que valúan en 51,300 mdp. El mayor porcentaje de proyectos se lo lleva el área de comunicaciones y transportes con el 66% del total, después el sector de energía con poco más del 33% y el sector de agua y medioambiente sólo prevé el 0.7% de la totalidad de los proyectos.

Entre tantos programas y acuerdos dirigidos al área de infraestructura parece que en realidad no hubiera un plan concreto porque, además, encontramos diferencias importantes entre ellos. Pongamos un ejemplo: el proyecto del corredor ferroviario García aeropuerto de Monterrey, en el anuncio del 26 de noviembre se contemplaba una inversión de 13,000 millones de pesos; para el 5 de octubre, el monto se incrementó en más de 6 mil millones de pesos para ubicarlo en los 19,811 millones de pesos.

Tres estrategias han desfilado ante nuestros ojos y ninguna de ellas plantea una visión estructurada de largo plazo, ni certeza para la inversión privada; sólo tenemos la constante mención de las megaobras insignia sin conocer sus grados de avance. Dos años de gobierno, tres programas de infraestructura con información y alcances diferentes: esta estrategia que ayudaría a impulsar el crecimiento económico, nos queda muy corta ante las grandes necesidades de infraestructura y la grave crisis económica que atraviesa el país.


Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La victoria legal de un tuitero Columnas
2020-11-25 - 01:24
Diputados con o sin licencia Columnas
2020-11-25 - 01:10
Esto debes hacer si quieres ser candidatx Columnas
2020-11-25 - 01:08
También es violencia de género Columnas
2020-11-25 - 01:07
Ya vienen los peregrinos Columnas
2020-11-25 - 01:01
+ -