facebook comscore
Exonerarse así misma

Exonerarse así misma

Columnas miércoles 24 de junio de 2020 - 01:42

Indignarse no sirve de nada cuando los hechos te exhiben como le está sucediendo a la pareja de Irma Eréndira Sandoval y John Ackerman, quienes no pudieron negar las propiedades que tienen y el regalo que en tiempos de Marcelo Ebrard como jefe de Gobierno de la Ciudad de México recibieron: un terreno que hoy tiene un valor de alrededor de 22 millones de pesos.
Es sin duda un golpe duro y directo al discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador de que en su administración no se permite la corrupción, sobre todo porque la señalada es nada más y nada menos que la titular de la Secretaría de la Función Pública encargada de investigar actos de corrupción de servidores públicos.
Irma Sandoval no pudo demostrar cómo es que con su salario y el de su esposo como investigadores de la UNAM pudieron comprar nueve propiedades en diferentes puntos de la Ciudad de México, departamentos y casas que suman, según la investigación periodística, 60 millones de pesos.
Ante la evidencia la reacción de la pareja fue de ataque y amenazas de demandas a los periodistas por dar a conocer su patrimonio siendo funcionarios públicos, pues según ellos los ponen en peligro ante la delincuencia que está desatada. Se les olvida precisamente que, por ser servidores, al menos ella, de alto nivel, está obligada a transparentar sus bienes y los de su conyugue.
No estamos hablando de cualquier persona, se trata de la encargada de investigar la corrupción al interior del gobierno federal, por lo que su “descuido” al no reportar debidamente su patrimonio la pone en el ojo del huracán, ¿a cambio de qué el gobierno de Marcelo Ebrard le cedió un terreno supuestamente invadido?
En parvada todos los integrantes del gabinete del primer mandatario uniformaron su defensa en favor de Irma Sandoval que prácticamente ha sido linchada en redes sociales por los internautas que le reprochan su doble moral.
Y bueno, el comunicado hecho por la propia secretaria de la Función Pública deja aún más mal parada a su titular, pues justifica la propiedad obtenida en 2007 como una recompensa a su lucha por la vivienda en la Ciudad de México, pagando únicamente la regularización del predio.
Sandoval ha cometido varios errores, el primero exonerar al director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett de cualquier acto de corrupción pese a tener un patrimonio que ningún funcionario honesto tendría en toda su vida. Ahora, se exonera a sí misma y advierte con virulencia que irá con todo en contra de los “sicarios de la información”.
Lo preocupante es un pequeño párrafo en el comunicado de la SFP que señala: “La Secretaría de la Función Pública es integrante del Gabinete de Seguridad, motivo por el cual la difusión de su domicilio es una grave violación a su privacidad…”, ¿estarán pensando en reservar por algunos años este asunto?

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
SEGUNDA CITA EN LA F1 Columnas
2020-07-14 - 01:09
A LA LOMITA LA LMP Columnas
2020-07-14 - 01:08
Tiraditos Columnas
2020-07-14 - 01:07
Gobernadores panistas se acorralan solos Columnas
2020-07-14 - 01:07
BRECHAS, DEMOCRACIA Y FUTURO ELECTORAL Columnas
2020-07-14 - 00:53
+ -