facebook comscore
Felicidades Banxico

Felicidades Banxico

Columnas lunes 16 de mayo de 2022 -

Valga la felicitación no porque hayan incrementado la tasa de referencia. Lo que hizo Banxico la semana pasada y su gobernadora Victoria Rodríguez Ceja, junto con los subgobernadores, fue una auténtica muestra de autonomía. En la semana previa a la reunión de política monetaria, el banco central recibió una atenta “sugerencia” presidencial para que ya no subiera más la tasa de interés, lo que representó una nueva intromisión en la vida autónoma de nuestro instituto monetario. Por cierto, una intromisión similar la hizo nada más y nada menos que el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa en el año 2008.
Con esta “atenta sugerencia” y el antecedente del “madruguete” presidencial del 24 de marzo cuando 5 horas antes en la conferencia matutina se anunció el movimiento de Banxico, lo que está reservado única y exclusivamente al banco central, sobra decir que la reunión de política monetaria de la semana que terminó estaba llena de morbo.
El consenso del mercado basado en análisis técnicos serios, indicaban que Banxico debería seguir a la Fed e incrementar la tasa de referencia. Más allá, el banco central debe apegarse siempre a su mandato constitucional que es el de cuidar el poder adquisitivo de la moneda, no hacer caso a “sugerencias”. Banxico hizo lo que tenía que hacer. Sin duda es una señal de confianza para los mercados, enhorabuena Banxico.
¿Recesión?, la Fed dice que no, pero…
El dato
El Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), dijo la semana pasada que no esperaba una recesión en su economía, y por lo tanto en el mundo. Aunque, dijo algo más todavía, su presidente Jerome Powell explicó que una recesión sólo se presentaría por factores que quedaban fuera del control de la Fed.

La Fed se equivocó en el diagnóstico de la inflación, antecedente negativo
Las últimas palabras de Powell, en el sentido de que una recesión sólo se presentaría por factores que quedan fuera del control de la Fed, son quizás una previsión en caso de que con el paso de los meses la recesión en Estados Unidos pudiera convertirse en realidad.
Lamentablemente ya hay un antecedente; pocos recuerdan, pero los altos niveles de inflación que hoy padecemos en el mundo son en parte producto de un error de diagnóstico de la Fed.
A principios del año pasado cuando la economía global luchaba por la reapertura, empezaron a surgir señales alarmantes en el incremento de los precios globales, todas las economías lo padecían y muchas voces empezaron a difundir las alertas.
La respuesta de la Fed fue notoriamente pasiva, argumentó que este incremento de precios o inflación era temporal, que desaparecería con el paso del tiempo conforme las cadenas de producción y logística se normalizaran, además de que todavía la economía global estaba en proceso de reapertura. Por aquel entonces la inflación observada en Estados Unidos empezaba a ser preocupante pero no tanto porque estaba en sus máximos de 3 años; hoy nos encontramos en niveles no vistos en 4 décadas.
La inflación no cedió, por el contrario, se incrementó como ya señalamos anteriormente, los niveles hoy observados no los habían visto generaciones enteras de estadounidenses.
Lo que sucedió fue un diagnóstico erróneo de los bancos centrales, encabezados por la Fed; como suele ocurrir, no reconocieron el error y llegaron incluso a echarle la culpa al lenguaje tratando de modificar hasta el significado de palabras como transitorio, temporal, etcétera. En algunas declaraciones que quedarán para la posteridad, Powell quiso reinterpretar el significado de las palabras señalando que podrían interpretarse de muchas maneras.
Ahora la Fed nos dice que una eventual recesión sólo sería posible si surge algún factor ajeno al control del banco central.
¿Qué podría suceder para que surja una recesión por algún factor que no controla la Fed? Pues la mala noticia es que la lista es interminable: otra guerra, otra epidemia, un meteorito, etc, etc, etc, etc.
Lo cierto es que la incertidumbre es muy alta todavía; según algunos análisis, la posibilidad de que haya una recesión en Estados Unidos el año siguiente es de entre 30 y 50 por ciento, una tasa elevada considerando que apenas estamos en mayo de 2022.
Powell ha prometido un aterrizaje suave para la economía más grande del mundo, insiste en que no hay probabilidad de una recesión, no tenemos por qué no creerle.
Sin embargo, el antecedente de la inflación juega en su contra, si la Fed hubiera hecho una lectura adecuada quizás hoy tendríamos un problema menos, o un problema menor, pero en la mayor parte del mundo las tasas de inflación están en rangos que no se habían visto durante décadas.
Powell y la Fed se equivocaron en el diagnóstico sobre la Fed, ojalá con los meses no nos vayan a sorprender con que también se equivocaron en percibir los riesgos de una recesión.




No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El negocio de la alta porosidad y el enanismo Columnas
2022-07-07 - 00:37
Lecturas de precampaña (presidencial) Columnas
2022-07-07 - 00:35
Activismo constitucionalizado. Columnas
2022-07-07 - 00:34
Más empleo en el Sureste, ¿te sorprende? Columnas
2022-07-07 - 00:33
Méxicontreras Columnas
2022-07-07 - 00:30
A PESAR DE TODO… LAS ARMAS. Columnas
2022-07-07 - 00:28
DESESPERACIÓN POR REFORMA ELECTORAL Columnas
2022-07-07 - 00:26
Digitalizar para avanzar Columnas
2022-07-07 - 00:24
La entrevista de Monreal en la Jornada Columnas
2022-07-07 - 00:22
Línea 13 . Columnas
2022-07-07 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-07-07 - 01:00
Neocons vs Donald Trump Columnas
2022-07-06 - 01:00
Amargura sinfónica. Israel González Delgado Columnas
2022-07-06 - 01:00
+ -