facebook comscore
Inocentes, pobres amigos

Inocentes, pobres amigos

Columnas viernes 02 de octubre de 2020 - 00:54

¿Que esperaban las decenas de aspirantes a dirigir Morena, que todo fuera transparente y derecho para elegir mediante encuesta al líder nacional y a su secretario general? Oh decepción, el enojo entre morenistas es tal que se olvidaron de guardar el respeto entre unos y otros y se ha acusado de tranzas, corruptos y vendidos porque quien quede manejara miles de millones de pesos a utilizar en las elecciones a gobernadores, Congreso, alcaldías y otros cargos de elección popular rumbo al 2021.
En la recta final como era esperado quedaron Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado, quienes en una actuación casi del nivel de Damián Alcázar se atacaron y amenazaron con sacarse sus secretos si no desistían en sus intenciones de competir por la dirigencia de Morena. Inocentes, pobres amigos…
En primer lugar, con más del 40 por ciento de los votos está el experimentado Porfirio Muñoz Ledo, seguido por quien aún es el coordinador de los morenistas en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, el delfín del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon.
Increíblemente para la secretaría general, fue la senadora Citlali Hernández, del grupo de Martí Batres, quien más votos sacó; lo que significa que aun conserva músculo al interior del Movimiento de Regeneración Nacional el controvertido experredista más recordado por su acción de repartir leche contaminada.
Fuera de la competencia quedaron Gibrán Ramírez, Antonio Attolini y Alejandro Rojas Díaz Durán, quien ha tenido en los dos últimos años una racha de fracasos en sus intentos por escalar mayores puestos al interior de Morena. La mala suerte de Alejandro significa la poca fuerza de Ricardo Monreal en el partido que actualmente gobierna el país.
Sin grandes reflexiones que nos lleven a pensar sobre el ya casi seguro triunfo de Porfirio Muñoz Ledo, el hecho está ahí: el diputado federal responde a los intereses de la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, quien por obviedad desea mantener el control del partido y más rumbo a las elecciones intermedias del 2021 donde Morena se juega la mayoría en el Congreso.
El supuesto pleito entre Muñoz Ledo y Delgado ha sido más una pantomima para dar una imagen de lucha democrática en Morena donde, nadie puede decirse engañado, los dados están cargados a favor del exconstituyente con todo y sus críticas al gobierno lopezobradorista.
Mario Delgado, lo sabemos, es desde siempre colaborar cercano del canciller Ebrard, pero también juega sus canicas en torno al presidente López Obrador, a quien le tiene obediencia ciega como la exige el mandatario.
Con Porfirio Muñoz Ledo como dirigente de Morena también se tranquilizará la morenista Bertha Luján, a quien definitivamente le han pagado mal tanta lealtad pues ha querido liderear el partido desde el primer día que fue creado.
Después de la tormenta viene la calma y próximamente nos enteraremos de los morenistas que quieren reelegirse y no perder el hueso político.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
Lamento el fallecimiento de Balfre Vargas
+ -