facebook comscore
Insurgentes Sur

Insurgentes Sur

Columnas lunes 06 de junio de 2022 -

@onelortiz
https://youtu.be/BrpGbG8IBdk

Sirvan los desplantes clasistas de una mujer de Polanco de semanas atrás, para recordar brevemente la importancia económica, cultural y social de la Avenida de los Insurgentes.

La Avenida de los Insurgentes cruza la Ciudad de Norte a Sur, tiene 28.8 kilómetros, es la más larga del país, pasa por las alcaldías Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Benito Juárez, Álvaro Obregón, Coyoacán y Tlalpan. Está dividida en tres partes. Norte, de los Indios Verdes a San Cosme; Centro, de San Cosme al Paseo de la Reforma, y Sur, de Reforma al Monumento al Caminero.

¿Qué hay en Insurgentes Sur que no sea digno de estar en Polanco? Veamos. De entrada, el Senado de la República, el Monumento a Cuauhtémoc y el Monumento a la Madre, en el cruce con el Paseo de la Reforma. Después la Glorieta de los Insurgentes, más adelante la avenida Álvaro Obregón, con su andador sobre la Colonia Roma; cruzando Viaducto, el WTC y el Polifórum Cultural Siqueiros; una cuadras adelante la Plaza de Toros México y el Parque Hundido; después, el Teatro de los Insurgentes, el Parque de la Bombilla, para después llegar a Ciudad Universitaria, patrimonio de la Humanidad, pero quizá para algunos sea de mal gusto para Polanco; más al Sur, el Bosque de Tlalpan, la zona de hospitales y el Monumento al Caminero.

Insurgentes Sur es la avenida más viva de la Ciudad. En los años noventa del siglo pasado, con el sociólogo Fernando Vázquez, que además es mi amigo, nos propusimos conocer cada antro, cantina, tabledance, casa de citas, restaurantes y loncherías de esta avenida. No cumplimos la meta. Nos faltaron noches y madrugadas, pero tenemos la satisfacción de haber hecho un buen intento.

Ahora, casi todos los días, en bicicleta recorro parte de Insurgentes Sur. Estoy al tanto de los negocios que abren y los que cierran; las nuevas construcciones, los nuevos giros y los sitios de novedad. Locales con mal gusto, por supuesto; también excelentes restaurantes y, ojo, puestos callejeros, muy buenos. Algunos tramos están bien conservados, pero algunas partes requieren mantenimiento urgente.

El clasismo se nutre de la ignorancia y el miedo. Ignorancia, porque se nota que las personas, como esa mujer de Polanco, hablan sin conocer Insurgentes Sur, sin haberla vivido o caminado. Quizá la haya recorrido en un coche con chofer, mirando su celular o a través de gruesos lentes oscuros de algún diseñador. Miedo, porque viven aislados, no sólo le temen a los delincuentes. No toleran la pobreza, no pueden mezclarse con mestizos o morenos.

A mi me gusta Polanco, como me gusta toda la avenida de los Insurgentes, porque la conozco, la he vivido y padecido, es mi hogar, mejor dicho, nuestro hogar. Eso pienso yo, ¿usted qué opina?


No te pierdas la noticias más relevantes en youtube

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Ámbito electoral o parlamentario? Columnas
2022-07-01 - 01:00
Comparaciones Columnas
2022-07-01 - 01:00
“Ilusiona el tenis mexicano” Columnas
2022-07-01 - 01:00
Política electoral Columnas
2022-07-01 - 01:00
LOS CUESTIONAMIENTOS A DOS BOCAS Columnas
2022-07-01 - 01:00
Adiós a las influencias Columnas
2022-07-01 - 01:00
El regreso al Viejo Oeste Columnas
2022-07-01 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-07-01 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-07-01 - 01:00
UNA VELA MÁS, FELICIDADES LMB Columnas
2022-06-30 - 01:00
La normalidad de los retenes. Columnas
2022-06-30 - 01:00
MOVILIDAD DE PISO PAREJO Columnas
2022-06-30 - 01:00
+ -