facebook comscore
LA HUIDA DE SANSORES

LA HUIDA DE SANSORES

Columnas miércoles 07 de octubre de 2020 - 01:11

Por Andrés Atayde, Presidente PAN CDMX

Cuentan los vecinos de Álvaro Obregón que el gobierno de esa alcaldía está acéfala. Desafortunadamente esta anécdota no es nueva, pues desde el inicio de dicha gestión, los vecinos advirtieron un vacío de gobierno que conforme pasaban los días, los meses y ahora los dos años, se traducía en una falta de resultados de todo aquello que les habían prometido en campaña.

Lo relevante de este tema, es que ahora dicha ausencia se materializó y efectivamente desde el último día de septiembre, los habitantes de AO dan como un hecho que la alcaldesa morenista Layda Sansores ya ni siquiera se da una vuelta por sus oficinas, pues aseguran que renunció y emprendió la huida por la puerta trasera para buscar por todos los medios posibles ser la próxima gobernadora del estado de Campeche.

De ser cierto o no, el hecho es que los vecinos de Álvaro Obregón se sienten olvidados, despreciados y puestos a un lado por las aspiraciones políticas de su alcaldesa. Reprochan que el gobierno de la morenista les ha quedado mucho a deber y que ahora en vez de rendir cuentas y entregar resultados, dirige la vista al 2021 dejando en el olvido a quienes hace dos años le dieron su confianza y su voto para solucionar los problemas de esa demarcación.

Ante la posibilidad de que algunos alcaldes renuncien a su cargo para contender por otro puesto de elección popular, los funcionarios deben entregar buenos resultados y no dejar botados a los vecinos en medio de esta crisis sanitaria, económica y de seguridad de la que sin duda, son partícipes.

Desde Acción Nacional, hacemos un llamado a no ceder a la tentación de buscar un cargo público sin antes haber cumplido con la responsabilidad que ganaron en las urnas; a que no cedan a la ambición política personal y apliquen un chapulineo; los llamamos a ser transparentes, a no engañar ni a lucrar con la esperanza de las y los capitalinos. Los invitamos a que si no tuvieron la decencia de renunciar cuando no podían, tengan la decencia de reconocer que no pueden brincar a otra responsabilidad y seguir fallándole a sus electores.

Álvaro Obregón es el pleno ejemplo del incumplimiento, de la falta de resultados y del olvido. Sus problemas de seguridad, falta de agua, recolección de basura y muchos otros más, se suman al pésimo manejo de la pandemia que hoy por hoy tiene a 13 colonias entre las consideradas de atención prioritaria por sus altos índices de Covid-19.

Los vecinos de Álvaro Obregón y de muchas otras alcaldías más gobernadas por Morena, merecen respeto y no que los olviden y dejen botados por otras aspiraciones políticas. Esperemos que la lección de las y los habitantes de Álvaro Obregón sirva de experiencia para que las y los campechanos no caigan en la falsa ilusión de esperanza que genera Morena y sus gobiernos.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El teléfono Columnas
2020-12-03 - 01:39
Tiraditos Columnas
2020-12-03 - 01:36
El desafío: creer Columnas
2020-12-03 - 01:35
Se trata de dinero Columnas
2020-12-03 - 01:30
Derechos digitales y elecciones Columnas
2020-12-03 - 01:15
FIL, festival orgullo de México Columnas
2020-12-03 - 01:13
+ -