facebook comscore
La encuesta del Financiero: un golpe duro para la derecha opositora

La encuesta del Financiero: un golpe duro para la derecha opositora

Columnas jueves 17 de diciembre de 2020 -

Escribe: Javier Lozano

El Bloque Amplio Opositor va en la dirección del fracaso. Los pronósticos son poco alentadores; pasaron de ser una potencia electoral que dominó por años los procesos y ejercicios democráticos, a una expresión en descomposición.

Los pactos de sus cúpulas siguen siendo el punto central de la poca transparencia de sus decisiones. A pesar de haber amarrado acuerdos y pactos nuevamente para la elección del 2021, su camino es incierto. Se enfrentan al reto mayúsculo de aceptación de una sociedad que, en el 2018, ratificó su rechazo a todos los que conformaron una coalición porque no han sido capaces de cumplir con sus promesas; por ese criterio, llegaron a sembrar más desdén e incertidumbre.

Hoy en día enfrentan un quehacer doblemente desafiante. Tienen que convencer a un colectivo que ha sido implacable en sus decisiones; no perdonó la serie de inconsistencias y desaseos que conjuntamente acumularon panistas y priistas en más de 80 años al frente del poder público federal. Esa mala experiencia se plasmó en las boletas de aquel histórico 2018; la sociedad votó por un cambio sustancial; una alternativa capaz de enfrentar los nuevos retos y desterrar un grande lastre enraizado como fue la corrupción.

Ganó Morena. Los mecanismos e instrumentos del poder son ahora conducidos bajo el motor de un proyecto que se consolidó a través de la lucha y la resistencia.

Esa manifestación tiene nuevamente su auge debido a que, hoy en día, el Bloque Amplio Opositor se colapsó desde que se detalló una serie de proyecciones que rompen toda probabilidad de retener algunos bastiones que han dejado de ser medulares para la coalición.

Con ese precedente, y con el fundamento de los estudios recientes que calificaron el pulso de la sociedad a más de seis meses del proceso electoral, ha iniciado con mucha anticipación un clima que prevé nuevamente una abrumadora victoria de Morena en 2021. De acuerdo con un estudio reciente de Alejandro Moreno y El Financiero, el partido guinda aventajó en 14 de 15 entidades; tras el anuncio de esa investigación, seguramente el BOA estará reflexionando lo que prometió desde hace mucho tiempo: arrebatarle el poder de convocatoria que durante esta fase logró acumular.

Eso no será posible. La crisis de credibilidad se agudizó en el PRI, PAN y PRD; este último con más fuerza. Entonces, se abrió una nueva oportunidad tal y como sucedió en 2018.
A pesar de que la prensa y la comentocracia ha especulado mucho sobre la contienda electoral y el “riesgo” que según su narrativa corre Morena al enfrentar a una oposición organizada, es latente que encendió las alarmas en Palacio Nacional. Hay comentaristas y politólogos que lo ven así desde esa perspectiva; sin embargo, los números y las cifras son contundentes en favor de la 4T.

Dado que eso surge como una estrategia de la misma oposición para tratar de equilibrar los procesos, no hay nada que pueda detener el tsunami guinda que alertó más bien los planes de un Bloque Amplio Opositor. Justamente ese vendaval azotó nuevamente con fuerza los pronósticos de la derecha.

De acuerdo con El Financiero, se afirmó un crecimiento de Morena en muchas de las entidades; el estudio mostró ya una inclinación considerando que, tanto PAN, PRI y PRD, van juntos como alianza opositora. El ejercicio detalló que, Regeneración Nacional, es potencialmente competitivo en Sonora con Alfonso Durazo; en Tlaxcala gana de forma abrumadora, lo mismo San Luis Potosí, Nayarit, Nuevo León, Zacatecas y Baja California. Y en el caso específico de Michoacán, hay que recalcar que, durante esta fase, su aumento fue significativo; pasó a casi 40% de inclinación del voto, por 21% de la derecha. Asimismo, su voto efectivo llegó a un punto máximo de 60%.

Ese comportamiento se reflejó en los estados donde ya se cocinó una alianza con fuerzas de la derecha entre PRI, PAN o PRD.

Esto quiere decir que, la consecuencia de ir juntos como contrapeso, generó nuevamente más detractores que seguidores.

Estaba prácticamente cantado. Comparando la desgracia que vivió el “Por México el Frente” hace dos años fue catastrófica, ahora visualicemos los dividendos negativos que atrae el PRI.

Hasta ahora, los planes de la oposición se derrumban. Hay muchas limitaciones y barreras que separan a los tres partidos; a pesar de que los 3 son patológicamente espurios, es muy difícil que sellen buenos términos en los acuerdos.
Están condenados al fracaso. Las cifras del Financiero son un golpe duro a futuro. Por más que inflen a la oposición, se ve venir una enorme victoria de Morena que entierra las propuestas amorfas de la derecha opositora.

En BOA nació como un fracaso; se desarrolla entre la indiferencia y la desconfianza de la población; y culminará derrotado a pesar de que optó internar de nuevo una idea absurda que se desinfla en el tránsito de un camino que culminó antes de tiempo.


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Reserva energética Columnas
2021-12-01 - 01:00
Las líneas rojas de Putin Columnas
2021-12-01 - 01:00
El poder de la mayoría en Morena Columnas
2021-12-01 - 01:00
DEMOCRACIA REPRESENTATIVA Columnas
2021-12-01 - 01:00
Línea 13 Columnas
2021-12-01 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-12-01 - 01:00
Pase de Abordar Columnas
2021-11-30 - 01:00
Decretazo no es permiso para violar la ley Columnas
2021-11-30 - 01:00
La voz de todas Columnas
2021-11-30 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-11-30 - 01:00
Línea 13 - 29 de noviembre Columnas
2021-11-30 - 01:00
+ -