facebook comscore
La primera  dama incómoda

La primera dama incómoda

Columnas martes 07 de julio de 2020 - 01:51

El pasado 1 de julio, en medio de la celebración por el segundo aniversario del triunfo de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República y la llegada de la 4T a Palacio Nacional, un comentario de Beatriz Gutiérrez Müller opacó la celebración; esto, luego de que respondiera a un usuario de twitter de nombre José David Guerra Muñoz, quien le preguntaba cuándo se reuniría con los padres de niños con cáncer, que desde que comenzó el año están denunciando la falta de medicamento oncológico en todo el país. Al respecto Doña Beatriz, respondió lo siguiente:

“No soy médico, a lo mejor usted sí. Ande, ayúdelos.”

La respuesta causó tanta polémica en las redes sociales, que desencadenó miles de comentarios en twitter, incluso causó tendencia con los hashtags #Beatriz y #NoPrimeraDama.

Lo anterior también apareció en portales de noticias a nivel nacional e internacional, lo que obligó a que Gutiérrez Müller pusiera un candadito en el perfil de la red social del pajarito azul, para evitar los cuestionamientos de las personas. Parece que a Gutiérrez Müller se le olvida el lugar que ocupa como figura pública, lo que haga y escriba es vigilado por los ciudadanos, y afecta de manera directa a su esposo. Nos empieza a recordar a otra Primera Dama Marthita, esperamos no se convierta en el “Talón de Aquiles” del Presidente.

Pudimos ver la molestia de muchos mexicanos por lo dicho por la escritora, entorno al tema de los niños con cáncer; no sólo porque consideran que tuvo una falta de sensibilidad hacia los niños y sus padres, sino también porque ella cree que es necesario ser médico para ayudar a los pequeños que están enfermos, cuando sabemos que es la primera dama de este país, y que claro que puede ayudar si ella quiere, ¡poder es querer!

Después del desafortunado twett, acto seguido Beatriz Gutiérrez Müller ofreció disculpas, en la misma red social, con la misma falta de respeto, dijo: “Están muy inquisidores los adversarios de mi esposo, ¡por algo será!”. Si mi expresión «no soy médico» ofendió a alguien, ofrezco disculpa.

Los mexicanos nos hemos caracterizado por la solidaridad, no es necesario tener un cargo, ni una bandera política, para poder ayudar. Ayudar es un acto de buena voluntad, que consiste en apoyar a los que más lo necesitan, pero para el gobierno ayudar es una obligación.

Por lo visto la señora Beatriz Müller, fue obligada a que diera la disculpa, por eso lo hizo de malas y arremetió primero contra los que dijo que eran opositores de su esposo, en lugar de disculparse con los niños, que no son sus opositores porque no votan, y que tampoco tienen la culpa de estar enfermos; ¿será que este gobierno a decidido condenar a muerte a estos niños?






Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Es tiempo de Coyoacán Columnas
2020-11-24 - 01:37
25N, violencia y mujeres Columnas
2020-11-24 - 01:28
¡AMLO SALVAVIDAS DE  CIENFUEGOS! Columnas
2020-11-24 - 01:25
La tierra también es de las mujeres Columnas
2020-11-24 - 01:24
La defensoría de las audiencias Columnas
2020-11-24 - 01:22
LÍNEA13 Columnas
2020-11-24 - 01:07
+ -