facebook comscore
La relación Cuba-México: un regreso al pasado

La relación Cuba-México: un regreso al pasado

Columnas viernes 24 de septiembre de 2021 -

La visita del presidente Miguel Díaz Canel de Cuba provocó diferentes reacciones no solo a nivel nacional sino a también a nivel internacional. La visita y el discurso que pronunció el presidente López Obrador durante el 211 aniversario del inicio de la guerra de independencia en el que condenó el bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba y en el que tuvo como invitado de honor al presidente cubano hace pensar que México pretende emprender una política exterior mucho más más proactiva en un momento en que el gobierno cubano es cuestionado por su población por la crisis económica y sanitaria que azota. Pero que también lleva a pensar en qué tipo de política exterior desea desarrollar la actual administración, por ello es necesario analizar las repercusiones que podría tener para el gobierno mexicano el acercamiento con Cuba.

Durante las décadas de los sesenta y setenta México jugó un papel activo en la política regional hacia Centroamérica y el Caribe , apoyó a diversos movimientos sociales en su lucha contra gobiernos dictatoriales, promovió una política activa recibiendo en el país a personajes como Ernesto Che Guevara o al propio Fidel Castro, las coincidencias ideológicas entre la revolución mexicana y el apoyo a estos movimientos tiene su origen en la lucha contra la dictadura que fue lo que detonó la revolución mexicana. De esta forma México ha utilizado diferentes instrumentos: asilo diplomático, ruptura de relaciones, iniciativas en foros internacionales y programas de asistencia técnica y económica para promover la democracia, el desarrollo y la paz en la región.

La actual crisis que vive Cuba se puede analizar desde varios puntos de vista, sin embargo, un hecho real es la insatisfacción de la ciudadanía con el actual régimen. Diferentes manifestaciones de la ciudadanía se dieron durante el mes de julio. El detonante de estas manifestaciones han sido la escasez de medicinas, los apagones frecuentes y las largas filas para conseguir frijol o arroz. Un factor que también explica esta crisis es el embargo impuesto por Estados Unidos a Cuba. El tema del embargo es complejo, desde la visión del partido demócrata , el embargo ha servido para preservar la posición del partido comunista de Cuba y con ello mostrar que el culpable de los problemas de Cuba es Estados Unidos, por dicha razón Barack Obama trabajó para levantar el embargo y aunque no lo pudo hacer de manera formal, trató de fortalecer la economía cubana llevando inversión estadounidense a la isla y con ello distender el conflicto con Cuba, sin embargo, con la llegada de Donald Trump el tema del embargo resurgió y para satisfacer a su base Trump suspendió cualquier tipo de apoyo al país caribeño. En la actual coyuntura se ve complicado que Joe Biden pueda brindar algún apoyo a la isla como el que en su momento brindó Obama, ante lo reñido de la contienda electoral y la proximidad de la elección intermedia, la actual administración no parece estar dispuesta a perder votos ante el acecho del partido republicano.

En su discurso por el aniversario de la independencia, el presidente López Obrador opinó sobre el embargo "Si esta perversa estrategia lograse tener éxito, se convertiría en un triunfo pírrico, vil y canallesco, de esas (victorias) que no se borran con toda el agua de los océanos. Ojalá que el presidente Biden, quien posee suficiente sensibilidad política, actúe con esa grandeza y ponga fin a la política de agravios hacia Cuba, en la búsqueda de la reconciliación" (Expansión 16/09/21). Esta declaración rompe con la estrategia que en un inicio había establecido el presidente López Obrador que parecía tomar distancia de las agendas internacionales, al mencionar que la mejor política exterior era la interior, el cambio en el discurso para revivir la política exterior que México estableció en los sesentas y setentas. Lo que no parece tomar en cuenta este discurso son los cuestionamientos que hay hacia el gobierno cubano por parte de su población y la comunidad internacional, que Díaz Canel ha intentado disfrazar como manipulación desde el exterior, sin que se reconozca el problema político y social que vive la isla obedece también a factores internos.

Lo cuestionable de la posición del gobierno mexicano es que no fije postura sobre el tema de los derechos humanos y las libertades políticas en Cuba. El mandato de López Obrador emana de una fuente democrática, el de Cuba no. Con la actual coyuntura política y social que se vive en América Latina es necesario que el gobierno fije una posición mucho más clara, las condiciones en la región han cambiado y varios de los movimientos sociales de izquierda que en los años sesenta y setenta buscaron la igualdad y la equidad, hoy se han convertido en dictaduras. Si México quiere jugar verdaderamente un papel relevante dentro de la región, debe de tener una visión más amplia y promover el respeto y el fortalecimiento de los derechos humanos y la democracia, al defender de manera ciega a regímenes políticos como el cubano o el venezolano en realidad lo que hace es agravar la crisis de la democracia en la región.


No te pierdas la noticias más relevantes en dailymotion

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Desplazamiento forzado interno en México Columnas
2021-10-27 - 01:00
Telecom en México, la competencia se acaba Columnas
2021-10-27 - 01:00
Pagar la luz Columnas
2021-10-27 - 01:00
Hodmezovasarhely Columnas
2021-10-27 - 01:00
Justicia matemática Columnas
2021-10-27 - 01:00
Son niñas, no esposas Columnas
2021-10-27 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-10-27 - 01:00
Balcón Público Columnas
2021-10-27 - 01:00
Línea 13 - 27 de octubre Columnas
2021-10-27 - 01:00
El momento estelar del año Columnas
2021-10-26 - 12:24
Lo que no dijo AMLO en Guerrero Columnas
2021-10-26 - 01:00
2024: Voto presencial en consulados Columnas
2021-10-26 - 01:00
+ -