facebook comscore
Las críticas de un premio Nobel de economía

Las críticas de un premio Nobel de economía

Columnas viernes 18 de noviembre de 2022 -

*Paul Krugman estuvo en México, desde donde hizo declaraciones relativas a la crisis económica que hoy vive nuestro planeta

Paul Krugman es un economista estadounidense, quien fue laureado con el Premio Nobel de Economía en 2008, en reconocimiento a sus contribuciones a la Nueva Teoría del Comercio y la Nueva Geografía Económica.

El Comité del nobel le concedió el premio por el trabajo que desarrollo para explicar los patrones del comercio internacional y la concentración geográfica de la riqueza, mediante el examen de los efectos de las economías de escala y de preferencias de los consumidores de bienes y servicios.

Después de ganar el Nobel, el economista profundizó sus estudios monetaristas, para tener el bagaje suficiente para sus artículos y libros, que se difunden en todo el mundo.

Krugman ha sido un fuerte crítico de la doctrina neoliberal, así como del monetarismo, considerando que fueron la causa de muchos de los problemas por los que pasa la economía en las décadas recientes.

El premio nobel escribe constantemente sobre diferentes temas relacionados con la economía, su especialidad; entre otros asuntos que toca destacan: la distribución del ingreso, la economía fiscal, la macroeconomía y economía internacional.

Paul Krugman está considerado como un economista liberal moderno y sus ideas han atraído la atención, así como críticas positivas y negativas.
Pues bien, este economista estuvo de viaje fugaz por México para presentarse y dictar una conferencia en el evento Amafore 2022, organizado por la Asociación Mexicana de Administradoras de Ahorro para el Retiro (Amafore), ya en una versión presencial.

La estrella del evento sin duda alguna fue Krugman, sin menospreciar la alta calidad de los otros ponentes en el evento. Un premio nobel siempre es un premio nobel.

Krugman no dejó escapar la oportunidad para descargar , una vez más, sus ácidas críticas hacia el sistema monetario internacional, contra las políticas monetarias y/o monetaristas, así como contra sus actores principales, los bancos centrales del mundo.

Krugman los acusó de ser los causantes del problema de alta inflación que hoy padece el mundo, les dijo prácticamente insensibles, y sin decirlo tan cuál también los acusó de ineficientes al permitir que la inflación se elevara a los niveles actuales.

Pero más allá, el premio nobel reiteró algunas de sus críticas y declaraciones que ha realizado en otras ocasiones y partes del mundo.
Por ejemplo, señaló que persiste una gran incertidumbre, ratificó que los tiempos actuales seguramente van a cuestionar seriamente la globalización, algo que ya sucede.

En parte justifica el renacimiento de políticas proteccionistas. Considera que una de las conclusiones que se alcanzará será la importancia de tener capacidades domésticas para producir los insumos necesarios en cada país. De hecho, esta capacidad ha sido asumida por casi todos los países como algo en lo que, por seguridad nacional, se debe de tener cierta independencia.

También reiteró que esta crisis es diferente en muchos aspectos. Quienes pagan los impuestos tienen una gran parte de la propiedad y mucho que decir cuando se quiere rescatar a una empresa. Asimismo considera que es indispensable ayudar a las corporaciones para que no colapsen y generen más problemas.

El nobel de economía en el año 2008 también recordó que todavía estamos en una crisis sin precedentes a nivel económico, y que como consecuencia de lo vivido los últimos meses, los impactos económicos seguirán.

Pero más allá, Krugman reiteró una y otra vez sus críticas a los banqueros centrales, acusándolos de ser los causantes de la alta inflación que hoy vemos debido a que subestimaron los primeros indicios y cuando empezaron a actuar ya era demasiado tarde para impedir que las expectativas se consolidaran en niveles altos, que es lo que vemos hoy.

“La inflación en Estados Unidos al parecer ya se estabilizó e incluso ha bajado recientemente, pero como sea vemos rangos muy altos, demasiado elevados considerando el objetivo de la Fed, de 2 por ciento anual, eso es muy alto y hay un solo culpable: la banca central”, dijo en su ácida crítica el premio nobel de economía.

Las críticas de un Nobel no son como para echarse “en saco roto”, mucho menos cuando la crisis parece no tener fin”, ¿lo entenderán los banqueros centrales? Lo veremos en los próximos m

No te pierdas la noticias más relevantes en instagram

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La violencia contra las mujeres Columnas
2022-12-02 - 01:00
¿Monreal o Santiago? Columnas
2022-12-02 - 01:00
LÍNEA 13. Columnas
2022-12-02 - 01:00
AUMENTO SALARIAL, ABATIDO POR ALTOS PRECIOS Columnas
2022-12-02 - 01:00
Un buen gobierno Columnas
2022-12-02 - 01:00
Las mujeres en el ParlAmérica Columnas
2022-12-02 - 01:00
Sudáfrica 2010, nos eliminó Argentina Columnas
2022-12-02 - 01:00
El voto de las personas en prisión Columnas
2022-12-02 - 01:00
El INE se cruza de brazos Columnas
2022-12-02 - 01:00
Qatar 2022: México se va 44 años en reversa Columnas
2022-12-01 - 14:16
TIRADITOS Columnas
2022-12-01 - 01:00
LÍNEA 13. Columnas
2022-12-01 - 01:00
La evolución de la SCJN (VI) Columnas
2022-12-01 - 01:00
La lluvia ácida. Columnas
2022-12-01 - 01:00
+ -