facebook comscore
Llegó la era de “La Gran estanflación”, según Roubini

Llegó la era de “La Gran estanflación”, según Roubini

Columnas lunes 15 de agosto de 2022 -

Nouriel Roubini no es cualquier economista, su currículum lo dice todo: profesor emérito de Economía de la Stern School of Business de New York University, economista jefe de Atlas Capital Team, director ejecutivo de Roubini Macro Associates, ex economista sénior para asuntos internacionales en el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca durante la administración del presidente Clinton, ex consultor del Fondo Monetario Internacional, de la Reserva Federal y del Banco Mundial.

Su fama y popularidad ya para entonces consolidada, se acrecentó por su comprensión anticipada y explicada de la crisis subprime de 2008 en Estados Unidos, que como muchos sabrán fue en su momento considerada como la mayor crisis desde la era de la Gran Depresión de 1929.
Pues el llamado “doctor perdición” por sus análisis agudos y críticos que han anticipado crisis, asegura ahora que ya estamos en la era de “La Gran Estanflación”.

Es decir, estamos ya en una era de estancamiento del crecimiento económico pero con un incremento de la inflación, fenómeno que se prolongará en el tiempo. Es “La Gran Estanflación”, sin tapujos así la llama Roubini, y sus palabras no son escuchadas por pocos, suenan fuerte y claro en el mundo de las finanzas globales.

¿Qué nos llevó a esto?, el mismo Roubini señaló meses atrás seis causas que derivaron en “La Gran Estanflación”, son los siguientes:

1) El aumento de la inflación en la mayoría de las economías avanzadas no fue temporal sino persistente; el debate se desató durante el año pasado y se resolvió a favor del “Equipo persistente” sobre el “Equipo transitorio”, que llegó a incluir a la mayoría de los bancos centrales y las autoridades fiscales, todos ellos deberían admitir que se equivocaron.

2) El aumento de la inflación fue impulsado más por una demanda agregada excesiva (políticas monetarias, crediticias y fiscales laxas), y por choques negativos de oferta agregada, que son estanflacionarios (incluidos los bloqueos iniciales de COVID-19, los cuellos de botella en la cadena de suministro, reducción inicial en la oferta laboral, el impacto de la guerra de Rusia en Ucrania en los precios de las materias primas y la política de “Covid 0” de China. Es cierto que los factores de demanda como los de oferta estaban mezclados, pero ahora se reconoce ampliamente que los factores de oferta agregada han jugado un papel cada vez más decisivo. Esto es importante porque la inflación impulsada por la oferta es estanflacionaria y, por lo tanto, aumenta el riesgo de un aterrizaje forzoso (aumento del desempleo y posible recesión) cuando se endurece la política monetaria.

3) ¿El endurecimiento de la política monetaria por parte de la Fed y otros bancos centrales principales traerá un aterrizaje forzoso o suave? Hasta hace poco, la mayoría de los bancos centrales y la mayor parte de Wall Street ocupaban el ‘Team Soft Landing’ (Aterrizaje suave del equipo). Pero el consenso cambia constantemente, por un tiempo también era lo contrario. El propio Jerome Powell ha reconocido que es posible una recesión y que un aterrizaje suave será “muy desafiante “.

4) Hasta hace poco la mayoría de los analistas de mercado parecían pensar que los bancos centrales seguirían siendo agresivos, pero eventualmente, les ganará la cobardía y aceptarán una inflación más alta, seguida de una estanflación, una vez que un aterrizaje forzoso sea inminente, porque estarán preocupados por el daño de una recesión y una trampa de la deuda, a causa de una acumulación excesiva de capital privado y pasivos públicos tras años de tipos de interés bajos.

5) Si un aterrizaje forzoso se convierte en una línea de base para más analistas, surge una nueva pregunta: ¿La próxima recesión será leve y de corta duración, o será más severa y se caracterizará por una profunda angustia financiera? La mayoría de los que han llegado tarde, y a regañadientes, a la línea de base del aterrizaje forzoso, todavía sostienen que cualquier recesión será superficial y breve. Argumentan que los desequilibrios financieros actuales no son tan graves como los que precedieron a la crisis financiera mundial de 2008 y que, por lo tanto, el riesgo de una recesión con una deuda grave y una crisis financiera es bajo.

Pero esta visión es peligrosamente ingenua.

Según Roubini, hay grandes razones para creer que la próxima recesión estará marcada por una severa crisis de deuda estanflacionaria. Como porcentaje del PIB mundial, los niveles de deuda privada y pública son mucho más altos hoy que en el pasado, habiendo aumentado del 200% en 1999 al 350% en la actualidad. En estas condiciones, la rápida normalización de la política monetaria y el aumento de las tasas de interés llevarán al incumplimiento y la bancarrota a hogares, empresas, instituciones financieras y gobiernos zombis altamente apalancados.

Si Roubini tiene razón en el corto plazo lo sabremos. Una equivocación le abollará un poco su prestigio, de lo contrario seamos bienvenidos a “La Gran Estanflación”.


No te pierdas la noticias más relevantes en spotify

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Línea 13. Columnas
2022-10-03 - 08:28
Tiraditos Columnas
2022-10-03 - 07:52
Una morena para Morena Columnas
2022-10-03 - 01:00
Comodidad o confusión Columnas
2022-10-03 - 01:00
MÉXICO SIN 10 MIL MILLONES DE DÓLARES. Columnas
2022-10-03 - 01:00
Ricardo Gallardo rompe paradigmas Columnas
2022-10-03 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-10-03 - 01:00
El Maximato Columnas
2022-09-30 - 01:00
76 aniversario Héctor Lavoe Columnas
2022-09-30 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2022-09-30 - 01:00
Definitivamente, es recesión Columnas
2022-09-30 - 01:00
El Ágora Columnas
2022-09-30 - 01:00
Línea 13. Columnas
2022-09-30 - 01:00
+ -