facebook comscore
Los Ceausescu en Centroamérica

Los Ceausescu en Centroamérica

Columnas miércoles 10 de noviembre de 2021 -

“Toda revolución exitosa termina por ceñirse la túnica del tirano al cual ha depuesto”, la célebre cita de la historiadora Barbara Tuchman pocas veces ha tenido tanta certificación como con el tiranuelo nicaragüense Daniel Ortega, quien acaba de conseguir un cuarto mandato consecutivo en unas elecciones fraudulentas, celebradas con las leyes electorales trucadas, sin observadores internacionales y tras el arresto de veintinueve líderes sociales (entre ellos siete aspirantes a la presidencia) por supuestos delitos como “traición al pueblo y a la nación”, “incitar la injerencia extranjera” y en contra de la “soberanía”. El régimen de Ortega y de su excéntrica esposa, Rosario Murillo, se asemeja cada día más al de la dinastía de los Somoza e incluso empieza a superarlo en cuanto a corrupción, clientelismo, culto a la personalidad y el nepotismo.

En la historia de las dictaduras han existido algunos curiosos casos de dictadura compartida entre cónyuges, como sucedió en Filipinas con Imelda y Ferdinand Marcos, en Argentina con los Perón y en Rumania con los Ceausescu. En Nicaragua el poder está concentrado no solo en Daniel Ortega, sino también en su esposa, Rosario Murillo, quien, “modesta” dice odiar el título de “Primera Dama”. “En la presidencia, Rosario es 50 por ciento y Daniel 50 por ciento”, ha aclarado Ortega. El ambicioso proyecto familiar incluye a ocho de los nueve hijos de la pareja, todos trabajando como asesores en puestos oficiales y extraoficiales, administrando negocios (con fondos venezolanos) o difundiendo la propaganda del Gobierno. Para sostenimiento de esta satrapía, Ortega encabeza un Estado altamente coercitivo basado en eliminar contrapesos, espiar a la sociedad con tecnología importada de China y, en último de los casos, apelar a la fuerza bruta, como cuando reprimió (en 2018) manifestaciones de protesta con más de trescientos muertos, miles de heridos y cientos de detenidos. Y, al parecer, el gobierno deberá apelar, cada vez más, al recurso de la barbarie como única forma de sobrevivencia,
El futuro no se presenta halagüeño al régimen. Cierto, a la hegemonía del dictador contribuye la ausencia de una oposición eficaz. La centro derecha de Alianza Ciudadana y la izquierdista Coalición Nacional podrían presentar un poderoso frente único. Pero la desconfianza mutua y las diferencias personales e ideológicas impiden a estos grupos unirse para tratar de detener la locura ortega-murillista. Pero la tiranía tiene una imagen altamente desacreditada ante el mundo. Su único apoyo internacional, Venezuela, tiene su economía quebrada. La sociedad nicaragüense está cada vez más descontenta. Según algunos cálculos independientes, apenas se presentó a las urnas un 20 por ciento de los electores a los pasados comicios. El dúo imperial es muy impopular, sobre todo ella, tan esotérica pero tan déspota, en un país víctima por demasiado tiempo de incontables tempestades.

No te pierdas la noticias más relevantes en dailymotion

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Soberanía eléctrica: una historia Columnas
2021-12-07 - 01:00
El neoliberalismo y la generación perdida Columnas
2021-12-07 - 01:00
Viajando con Volaris Columnas
2021-12-07 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-12-07 - 01:00
Línea 13 - 6 de diciembre Columnas
2021-12-07 - 01:00
Línea - 13 - 6 de diciembre Columnas
2021-12-06 - 06:40
Juan José Rodríguez Medina, El Tigre. Columnas
2021-12-06 - 01:00
Denuncian intromisión de tabacaleras Columnas
2021-12-06 - 01:00
Ómicron: amenaza e incertidumbre Columnas
2021-12-06 - 01:00
La polarización imaginaria Columnas
2021-12-06 - 01:00
¿Será un youtuber? Columnas
2021-12-06 - 01:00
ESTADO LIBERAL VS. ESTADO SOCIAL Columnas
2021-12-06 - 01:00
CON 10 AÑOS, TRIUNFA EN MIAMI. Columnas
2021-12-06 - 01:00
+ -