facebook comscore
Los tiempos del presidente

Los tiempos del presidente

Columnas martes 08 de diciembre de 2020 - 01:14

Un día después de su Segundo Informe, el presidente de la República en su conferencia matutina reconoció, por primera vez, que su equipo no le informa correctamente sobre la realidad del país.

Ante la pregunta de un reportero señaló: “Pensé que ya se había resuelto”. Se trata de un problema grave en la mina San Rafael de Cosalá, Sinaloa, conflicto del que ya tenía conocimiento y creyó resuelto.

La frase del jefe del Ejecutivo fue contundente y sin precedente en “la mañanera” de ese día. Lo anterior no sólo es una muestra más de que la 4T debe depurar a sus colaboradores sino también marcó una pausa mediática en los tiempos del presidente.

Estábamos acostumbrados a que las preguntas de los reporteros partían de un hecho del presente para que el interlocutor, en este caso el jefe del Ejecutivo hiciera un recuento histórico del tema y lanzara hacia el futuro una posible solución o una aclaración que marcaba futuro y destino.

Esta vez no hizo historia sobre el caso. Lo sabía, lo reconoció; sin embargo, creer que un conflicto con cientos de mineros en condiciones de esclavitud estaba resuelto lo obligó a viajar al pasado sin hacer historia y remendar políticamente el presente para encargar, en este caso a la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde a enmendar el problema que consideraba superado.

Ocultar la realidad es también engaño, pero, sobre todo, obliga a pensar que hay grandes intereses ocultos, sobre todo cuando en la pregunta realizada al presidente salió a relucir como obstáculo para la solución el nombre de Rubén Rocha Moya, posible candidato de Morena a la gubernatura de Sinaloa.
Esto exhibe que algunos integrantes de la 4T no hicieron su trabajo, en primer lugar, a Luisa María Alcalde, quien otorgó el premio El casco de plata, a la mina, como ejemplo de legalidad, a pesar de que no se trabaja desde el 26 de enero; y Rubén Rocha, quien muestra evidentes intereses.

La tarea de algunos miembros de la 4T no se ha hecho. Así sucede en varios rincones de la administración pública. Es un mérito que el presidente haya tenido la humildad de reconocer que creyó solucionado el conflicto, pero esto no quiere decir que deba dejarse en la impunidad a quienes obstruyen el desarrollo de la actual administración y del país, que es lo mismo, pero no es igual.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El país está de luto Columnas
2021-05-07 - 01:00
Línea 13 - 07 mayo 2021 Columnas
2021-05-07 - 01:00
¡Las elecciones van! Columnas
2021-05-07 - 01:00
Los delitos electorales y su competencia Columnas
2021-05-07 - 01:00
¿Caridad para la economía 16 del mundo? Columnas
2021-05-07 - 01:00
Tragedia en el Metro Columnas
2021-05-07 - 01:00
Fe en la solidaridad Columnas
2021-05-07 - 01:00
Solidaridad en Tláhuac Columnas
2021-05-06 - 01:00
El arte del engaño Columnas
2021-05-06 - 01:00
Representación justa II Columnas
2021-05-06 - 01:00
Plan “B” para migración Columnas
2021-05-06 - 01:00
Tanque lleno Columnas
2021-05-06 - 01:00
Línea 13 - 06 mayo 2021 Columnas
2021-05-06 - 01:00
– En la Ciudad de la Esperanza – Columnas
2021-05-06 - 01:00
Entre luchas,  el pollo y rockandroll Columnas
2021-05-06 - 01:00
+ -