facebook comscore
Máscaras para Albañiles.

Máscaras para Albañiles.

Columnas jueves 05 de marzo de 2020 - 01:33

Por Oscar Roa

Me he referido con anterioridad a la necesidad de que el gobierno estuviera preparado para atender la emergencia epidemiológica que se preveía, que había tiempo para construir los protocolos, espacio para establecer una coordinación adecuada con la sociedad y el sector privado, de permear una campaña de prevención y de atención para amortiguar y mitigar las consecuencias que en salud, en vidas y en la economía nacional generaría, bajo la premisa de que entre mejor coordinados y más preparados, menores secuelas.

Con gran sorpresa y desilusión leo el lunes 2 de marzo una columna en El Universal de Carlos Loret de Mola, la cual describe el malestar que hay entre los médicos y enfermeras del Hospital General Siglo XXI por las compras hechas para atender esta emergencia epidemiológica; material que se usa en la construcción, en la limpieza en general, obvio que no cumplen con los estándares nacionales e internacionales para atender enfermedades infectocontagiosas como el Coronavirus.

Es inexplicable la compra de máscaras para albañil, guantes para limpieza doméstica, overoles para pintores; así como compartir el equipo una vez que lo dejen de usar y creer que eso es lo que se necesita para atender esta emergencia.

Me quedo pensando que esto tiene dos explicaciones: la primera, la ineptitud descomunal que existe en algunos servidores públicos de la 4T que no se dieron a la tarea de, por lo menos, buscar las especificaciones en Internet de materiales para este tipo de enfermedades, solamente debían meterse a Google; y la segunda, un nivel de corrupción igual al del gobierno DE Javier Duarte en Veracruz.

Digo algunos porque Mario Delgado, quien durante la Pandemia H1N1 fuera Secretario de Finanzas en la Ciudad de México, con esa experiencia propuso crear un fondo de 25 mil millones de pesos para hacer frente al COVID-19, y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que no se necesitan, este último es el tipo de funcionarios a los que me refiero en el párrafo anterior.

La fragilidad que está viviendo México, en estos primeros años de gobierno, debido a la incapacidad de varios cuadros de la 4T deberían hacer al Presidente Andrés Manuel López Obrador sospechar que hay personas en su equipo que no están a la altura del encargo o que le están mintiendo de manera descarada.

EN POSITIVO, los mexicanos no queremos que Andrés Manuel se vaya llorando a Palenque, ya que nos quedaríamos berreando por la situación en la que nos dejaría; queremos que se vaya feliz, feliz, terminado su sexenio entre aplausos y el reconocimiento de sus adversarios como el mejor Presidente de México. Sólo tiene que hacer ajustes en su equipo, sumar conocimiento y experiencia para enderezar el barco.

@JefeMaestro01

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Marcelo y la rifa del coronavirus Columnas
2020-03-31 - 00:09
Reelección 2020: Otras ópticas Columnas
2020-03-31 - 00:02
Mucho ruido y cero nueces Columnas
2020-03-31 - 01:59
Línea 13 Columnas
2020-03-31 - 01:43
+ -