facebook comscore
Mexicanos sin agua, más expuestos a Covid

Mexicanos sin agua, más expuestos a Covid

Nación miércoles 18 de noviembre de 2020 - 00:55

Luis Carlos Rodríguez G.
nacion@contrareplica.mx

El 10 por ciento de la población mexicana no tiene acceso al agua potable; son entre 12.5 y 15 millones, sobre todo del área rural, pero también de zonas marginadas en las grandes ciudades, que están más expuestos al consumo de refrescos y bebidas azucaradas por lo cual también al sobrepeso, obesidad y otras comorbilidades del Covid-19, destacaron especialistas.

“Esas personas padecen problemas de salud y de higiene, ligados a la falta de agua”, dijo Manuel Perló Cohen, investigador y exdirector del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS), quien expuso en un estudio que “la mayoría está en el sursureste, pero en el centro y norte, donde se encuentra la mayor cantidad de población y la economía, hay menos”.

La Secretaría de Salud señala que de los más de 90 mil mexicanos que han fallecido por la pandemia del Covid-19, las comorbilidades principales encontradas fueron la hipertensión, con el 45.02 por ciento; la diabetes, con el 38.37 por ciento; la obesidad, con el 24.18 por ciento, y por último el tabaquismo, con el 8.06 por ciento.

Por su parte, un estudio del Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO) expuso que las consecuencias sanitarias, económicas y sociales que trae consigo la falta de agua potable son diversas; entre ellas, se encuentra el reemplazo del consumo del líquido por otro tipo de bebidas que afectan la salud, favoreciendo la obesidad y sobrepeso.

De acuerdo con la UNICEF, más de 2 mil 200 millones de personas en el mundo no tienen servicios seguros de agua potable, aun cuando los esfuerzos a nivel global han buscado reducir esta desigualdad.
En México el problema toma sus propias dimensiones. De acuerdo con cifras del Consejo Consultivo del Agua, la cobertura nacional de agua potable es de 91.6 por ciento, pero esta cifra desciende a 78.8 por ciento en comunidades rurales.

Y es que a pesar de que 92 por ciento de la población tiene, oficialmente, acceso a servicios públicos de agua potable, cuando se considera la calidad del líquido, este porcentaje disminuye “dramáticamente”.
En 2015, 2 millones 326 mil 473 hogares en el territorio no contaron con una dotación de agua. Los estados con menor disponibilidad fueron Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Chiapas.

Son estas mismas entidades en donde a lo largo de los últimos años el consumo de otras bebidas, como los refrescos, se ha disparado y ello ha traído consigo consecuencias específicas en el deterioro de la salud. En el contexto de la pandemia del Covid-19 esta situación persiste.

Un ejemplo es Chiapas, región del país donde la falta de acceso al agua potable se conjunta con costumbres sociales y religiosas, lo que la ha llevado a ser la entidad en donde más se consumen otras bebidas. Desde 2000, la incidencia de diabetes en la entidad se incrementó en casi 224 por ciento, al pasar de 114.69 casos por cada 100 mil habitantes a 256.85.

De acuerdo con cifras de la UNAM, en todo el país el gasto en agua embotellada es de cerca de 45 mil millones de pesos.

Para poner lo dicho en perspectiva, basta con decir que el presupuesto para 2020 de la Comisión Nacional del Agua fue de 22 mil 985 millones de pesos; es decir, poco más de la mitad de lo que los mexicanos deben gastar en agua embotellada.

Aunado a ello está el alto costo de rehabilitar las tuberías para garantizar el servicio. Un ejemplo de ello es el caso de la Ciudad de México, en el que se requeriría 90 mil millones de pesos para rehabilitar sus 12 mil kilómetros. Esta situación se agrava en zonas rurales o de difícil acceso.

Estudios consultados por el LabDO indican que beber agua simple, en oposición de otras bebidas calóricas, reduce la densidad energética de las dietas y contribuye al mantenimiento de una masa corporal sana.

En ese mismo sentido, otros estudios apuntan a que proveer y promover el consumo de agua natural entre niños podría reducir de manera efectiva el riesgo de padecer obesidad. Asimismo, contribuye a la pérdida de peso en la población infantil con esta enfermedad.

En ciudades como Paris, Francia, la calidad y disponibilidad del agua potable está asegurada para sus ciudadanos. Eau de Paris, la administradora del sistema de aguas de la capital francesa ha implementado un programa para asegurar que 100 por ciento de la población acceda a este líquido de manera gratuita, a través de un sistema de bebederos públicos y de la dotación confiable en los hogares.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Quién es ella? Nación
2020-12-03 - 01:29
Murayama presenta libro sobre populismo Nación
2020-12-03 - 01:17
TEPJF ordena a Morena depurar afiliaciones Nación
2020-12-03 - 01:16
+ -