facebook comscore
México desigual

México desigual

Columnas miércoles 14 de febrero de 2024 -

El machismo trajo consigo la normalización social y jurídica de la exclusión a los grupos hoy considerados en condiciones de vulnerabilidad, entre los que nos encontramos las personas que pertenecemos a la comunidad LGBTIQ+. Generaciones enteras concibieron a las mujeres como un objeto al servicio del hombre blanco y heterosexual que creo las leyes para sí mismo. Fue hasta mediados del siglo XX en ese gran despertar combativo feminista cuando el paradigma comenzó a cambiar, las mujeres lucharon por el reconocimiento del derecho al trabajo, la propiedad y la participación en la vida democrática, sin embargo, seguían siendo ciudadanas de segunda en la sociedad y en los ordenamientos jurídicos que desde entonces establecieron para nosotras roles determinados como el cuidado del hogar, que va desde los padres, la pareja e hijos, vigentes en la cultura y en algunos ordenamientos que rigen nuestra vida en sociedad.

Pero ¿dónde estaban las mujeres de la diversidad sexual en ese momento? ¿qué pasaba con ellas?, respondería que lo mismo que pasa ahora, silenciadas y borradas porque no significa que no hayan existido, la orientación sexual de las personas en la historia de la humanidad ha sido tan diversa como la vida misma, nos ocultaron, nos negaron nuestra existencia por años.

Mucho se habla del ideal que supone la igualdad en nuestro país y en nuestra Ciudad de los Derechos, no hay legislador que no tenga la palabra igualdad en su discurso, pero, ¿verdaderamente sabremos qué significa garantizar la igualdad para todas las personas?, porque hablar de tratos iguales para todas y todos es una utopía cuando históricamente la sociedad ha estado organizada bajo condiciones de superioridad e inferioridad, una sociedad que asigna roles, preconcibe deberes y espera comportamientos determinados de acuerdo a la expresión de género, por ello es más aceptado socialmente ser un hombre gay que una mujer lesbiana o transexual, porque todo lo que tenga expresión femenina es menos y es débil, lo anterior se puede observar en los espacios que hoy ostentan las mujeres de la diversidad de toma de decisiones y representación, que en número son desiguales a los que ocupan los hombres de la comunidad, porque pareciera que la mayoría de ellos predomina su crianza heteronormada, en la que viven cómodos y de lo que no se quieren desprender.

Los avances en materia de derechos humanos han sido significativos desde la gran reforma de 2011 para México, el que nuestra Constitución contemple el principio de igualdad y no discriminación es insuficiente para atender a una realidad construida sobre cimientos estructuralmente desiguales. El patriarcado sigue presente en nuestra cultura que se hace ordenamiento jurídico, en nuestra sociedad que elige representantes y en nuestros representantes que trabajan desde el sesgo machista, por ello la igualdad seguirá siendo una promesa dormida en la dignidad, en todo discurso político, ley declarativa o política pública.

Andrea Gutiérrez


No te pierdas la noticias más relevantes en spotify

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
TIRADITOS Columnas
2024-04-12 - 01:00
Línea 13. Columnas
2024-04-12 - 01:00
El debate de las y los ciudadanos Columnas
2024-04-12 - 01:00
La injuria ecuatoriana Columnas
2024-04-12 - 01:00
Coyoacán en peligro Columnas
2024-04-12 - 01:00
Pero, qué debate Columnas
2024-04-12 - 01:00
EL DOBLE RASERO DEL COI Columnas
2024-04-12 - 01:00
Dos Méxicos y la miopía de la 4T Columnas
2024-04-11 - 07:13
TIRADITOS Columnas
2024-04-11 - 01:00
LINEA 13. Columnas
2024-04-11 - 01:00
El camino a la gubernatura en Chiapas Columnas
2024-04-11 - 01:00
JALISCO, NARANJA VS GUINDA Columnas
2024-04-11 - 01:00
EL SHOW POLITICO Columnas
2024-04-11 - 01:00
+ -