facebook comscore
Miedo a ser iguales

Miedo a ser iguales

Columnas martes 30 de marzo de 2021 - 01:28

Terminar con privilegios no significa alcanzar la igualdad, ésta representa, en sí misma un temor mayor que la permanencia de las canonjías de grupos minoritarios. México viene de una historia de 100 años de regímenes autoritarios, donde el miedo manipulaba la actividad política.

La creación de las sociedades a través del miedo que imponen los regímenes autoritarios obligan a la población a pensar que todos van a ser pobres. La igualdad como sinónimo de pobreza y no de y una relación equitativa entre individuos con una mejor calidad de vida.

El pesimismo es una actitud que tiene al final al miedo como móvil, incluso temor a ser iguales, cuando en realidad es en la diferencia donde radica nuestra diversidad. Todos somos iguales porque somos diferentes, aunque haya habido intentos de uniformar criterios en la historia universal con el nazismo y el fascismo, el socialismo realmente existente y un franquismo donde el culto a la personalidad pudo convertirse en religión.

En México, los intentos de la uniformidad de criterios tienen su historia, sobre todo si vemos que en nuestro destino se intenta mantener un equilibrio maniqueo entre liberales y conservadores. Finalmente, cuando se pelea contra un individuo del mismo país, de una misma condición social, con quien se comparte no sólo la historia sino el presente, no hay ganador ni perdedor. No puede haber victoria sobre el hermano ni derrota infligida por quien comparte necesidades.

El miedo evitó que López Obrador llegara antes a la Presidencia ante la advertencia de que era un peligro para México. Este sentimiento es el más primitivo del ser humano, por esa razón debería ser el que pudiera desecharse con mayor facilidad; sin embargo, ha persistido a causa de su imposición desde el poder para manipular la conducta social.

Con la llegada de un régimen diferente se mostró que el miedo podía vencerse, pero dio lugar a otro sentimiento igualmente primitivo: la ira. En México la oposición ni siquiera tiene capacidad de convocatoria debido a la ira que contiene su discurso. Se trata de una política de exterminio y no de propuesta, de destitución y no de construcción conjunta.

La diferencia entre terminar con los privilegios y alejar las diferencias económicas se presta a una interpretación iracunda que, a través del miedo que ahora utiliza la oposición, les es útil porque lo presentan como un camino hacia el comunismo.

Lo cierto es que en estas elecciones podría imperar el voto visceral y no el reflexivo si se mantienen los discursos violentos de una oposición desarraigada respecto a la sociedad y la defensa a ultranza de decisiones oficiales de un gobierno que en la fricción muestra la imperfección de sus proyectos. Habrá que pugnar por el voto racional, encontrarlo, a pesar del miedo y la ira.



Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La paridad que no termina de cuajarles Columnas
2021-04-22 - 07:45
– “Gente, ya se la saben…” – Columnas
2021-04-22 - 07:43
¿Preparando el Camino? Columnas
2021-04-22 - 07:34
2021: Padrón electoral válido y definitivo Columnas
2021-04-22 - 07:33
¿Propuesta AD HOC? Columnas
2021-04-22 - 07:19
La falsa medicina Columnas
2021-04-22 - 07:18
Línea 13 - 22 abril 2021 Columnas
2021-04-22 - 07:15
Tiraditos - 22 abril 2021 Columnas
2021-04-22 - 07:11
Alex Otaola lanza Fractales Vol. ll Columnas
2021-04-22 - 01:00
Campaña de Tabe se desmorona Columnas
2021-04-22 - 01:00
El sonido del metal Columnas
2021-04-22 - 01:00
El soberano y su libertad de prensa Columnas
2021-04-22 - 01:00
INE, árbitro polémico y en riesgo Columnas
2021-04-21 - 01:00
Superliga: Sólo 48 horas de rebelión Columnas
2021-04-21 - 01:18
+ -