facebook comscore
¡No más desabasto!

¡No más desabasto!

Columnas jueves 27 de febrero de 2020 - 23:25

El artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que, “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud”, no obstante, desde noviembre de 2019 a la fecha, derechohabientes del IMSS, que viven con VIH, dejaron de recibir su tratamiento antirretroviral y, ante la falta de información clara y específica respecto de la ruta que el IMSS seguiría para asegurar el abastecimiento de medicamentos, el pasado viernes 21 de febrero se suscitó la marcha ¡No más desabasto!.
Asimismo, el pasado martes, poco antes de que comenzara la conferencia matutina de AMLO, pacientes con VIH, de la Fundación de Cáncer de Mama (Fucam) y padres de infantes con cáncer, clausuraron de forma simbólica Palacio Nacional, exigiendo al mandatario apoyo a dichos sectores, abasto de medicamentos y tratamientos médicos gratuitos.
Para contextualizar la gravedad de los hechos y las razones de las manifestaciones referidas, vale la pena retomar algunos datos estadísticos en cuanto a los pacientes con VIH. Para finales de 2019, de acuerdo con el Boletín de Atención Integral de personas con VIH, emitido por Censida, tan solo en la CDMX se reportaron 14 mil 884 personas con el virus y en tratamiento antirretroviral (TAR). Al día de hoy, podría ser el mismo número de personas —o más— que se encuentran en grave riesgo de salud debido a la intermitencia de su tratamiento.
Las consecuencias por el desabasto de medicamentos son graves y el resultado podría ser irreversible, pues las personas que se encuentran en TAR son susceptibles de llegar a la fase final del virus, conocida como SIDA, por la ausencia de tratamiento médico, de ahí la urgencia de atención inmediata para garantizar su derecho a la salud. Aunado a lo anterior, se demeritan herramientas y estrategias en el marco de la prevención, por ejemplo, PrEP; que buscan frenar la infección del VIH y disminuir la aparición de nuevos casos.
La lucha contra el VIH y SIDA sigue vigente, nos urge empatía institucional y cabal cumplimiento al mandato constitucional en de todos los sectores que demandan atención en salud.
No existirá transformación en las Instituciones, ni en la sociedad, sin un compromiso tácito del Estado Mexicano, si no ponemos en el centro de las estrategias urgentes la dignidad y el derecho de las personas. La exigencia no es ambigua ni carente de fundamento, apremian compromisos claros y transparentes ¡No se me distraiga, presidente!
Estamos esperando impacientes que, con la rapidez que repararon las instalaciones del IMSS se vea velocidad en la atención de uno de los derechos humanos, la salud.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Al ritmo del trapeador Columnas
2020-04-03 - 01:48
Contra la memoria Columnas
2020-04-03 - 01:45
Contratos: Otro dolor de cabeza Columnas
2020-04-03 - 01:40
Inicio de la Guerra Sucia Columnas
2020-04-03 - 01:24
La enfermedad y el sentido de la vida  Columnas
2020-04-03 - 01:08
Los ahorros no deben dilapidarse Columnas
2020-04-03 - 02:03
+ -