facebook comscore
Pena de muerte vs. feminicidios

Pena de muerte vs. feminicidios

Columnas lunes 17 de febrero de 2020 - 01:22

El homicidio de Ingrid Escamilla no solo desató todo tipo de manifestaciones en la Ciudad de México, también vuelve a poner en debate la pena de muerte que por principios humanistas fue abolida en la administración panista de Vicente Fox el 9 de diciembre de 2005, cuando apareció el decretó en el Diario Oficial de la Federación. ¿Y las víctimas de feminicidio qué?
Este fin de semana fui testigo de la indignación, el dolor, la impotencia y la ira que nace en las mujeres que ven como día a día aumenta el número de jóvenes asesinadas por su pareja. En la plática la consigna era la misma: que regresé a México la pena capital para los hombres que le quiten la vida a una mujer.
Con esta idea me metí a los archivos para conocer a fondo las causas por las que en nuestro país no se aplica la pena de muerte pese a que en la Constitución de 1917 estaba considerada para los siguientes delitos:
“La pena de muerte podrá imponerse al traidor a la Patria en guerra extranjera, al parricida, al homicida con alevosía, premeditación y ventaja, al incendiario, al plagiario, al salteador de caminos, al pirata y a los reos de delitos graves de orden militar”. Ahora ya saben el motivo por el cual las cárceles mexicanas están sobresaturadas de delincuentes.
Creo y apoyo los derechos humanos, sin embargo, también reconozco que la violencia contra las mujeres ha crecido exponencialmente en los últimos años gracias a la impunidad con la que se mueven los asesinos. Increíblemente y pese al porcentaje de feminicidios que nos aterrorizan a todas, ningún gobierno, llámese neoliberal o de cuarta transformación ha tenido la voluntad política para crear una fiscalía especial contra este delito.
Lo peor de todo es que el presupuesto destinado a apoyar a mujeres violentadas fue reducido al entrar en funciones el presidente Andrés Manuel López Obrador so pretexto de su programa de austeridad. ¿Alguien puede decirle que el conservadurismo ya no está gobernando y que ahora es responsabilidad de esta administración garantizar la vida de las mujeres?
“Matar” es una palabra que nos horroriza, en especial a quienes creemos y defendemos la vida independientemente de si se trata de un ser humano o cualquier otro ser vivo, pero también nos aterroriza pensar que quizá una hija, hermana, prima, amiga sea víctima de feminicidio.
No queremos decálogos vacíos. No queremos simulaciones. Queremos vivir. La pena de muerte, en mi muy humilde opinión, debe restaurarse como medida de sanción ejemplar para los que maten a una mujer, quienes pretendan hacerlo lo pensaran dos veces sabiendo que si lo hacen también les costará la vida.
Quizá se escandalicen con mi postura, pero deberían hacerlo más con quienes sin ninguna piedad y si con extrema crueldad le arrebatan la vida a una mujer. No es guerra de sexos, es justicia.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El precio de disentir Columnas
2020-04-06 - 00:08
Sin bajar la guardia Columnas
2020-04-06 - 01:57
Línea 13 Columnas
2020-04-06 - 01:33
Solo Cristo nos salvará de la pandemia  Columnas
2020-04-06 - 01:21
Arte para des-aprender Columnas
2020-04-06 - 01:06
+ -