facebook comscore
ROE CONTRA WADE; ¿QUÉ OCURRIÓ EN ESTADOS UNIDOS?

ROE CONTRA WADE; ¿QUÉ OCURRIÓ EN ESTADOS UNIDOS?

Columnas martes 28 de junio de 2022 -

El aborto representa uno de los temas más álgidos que se discuten en el ámbito público a nivel internacional. Continuamente se presentan iniciativas, proyectos de reforma y políticas públicas tanto para despenalizarlo, a la par que proyectos para en su lugar proteger y defender el Derecho a la Vida. Así mismo, cada país cuenta con su propio listado de antecedentes sobre decisiones ejecutivas, legislativas y judiciales tomadas en esta materia y que han trazado diferentes cursos en las agendas públicas para determinar su situación concreta hasta estos días. Para el caso de Estados Unidos, el buque insignia de la despenalización del aborto fue, durante casi 50 años, el caso de Roe contra Wade. Hoy, el panorama ha cambiado gracias a su derogación.

CONTEXTO HISTÓRICO

En enero de 1973, la Corte Suprema de los Estados Unidos emitió un fallo en el caso Roe contra Wade en el cual se estableció el denominado “derecho constitucional al aborto”. Con este fallo, la Corte anuló las leyes de diversos Estados norteamericanos que vetaban o establecían importantes restricciones para realizar abortos.
Posteriormente, se suscitaría otro caso que terminaría reafirmando la argumentación esencial del caso Roe contra Wade, con lo que se sentaría un segundo precedente determinante para considerar el aborto como “legal y constitucional” en los Estados Unidos; este segundo caso fue el de Planned Parenthood contra Casey de 1992.

El pasado 2 de mayo, el diario estadounidense Politico filtró el borrador inicial de un documento respaldado por 5 de los 9 jueces que componen la actual Corte Suprema de los Estados Unidos; en dicho documento, se dejaba ver la intención de revertir la sentencia del citado caso de Roe contra Wade por considerar que, cuando se emitió el fallo en 1973, la Corte excedió sus propias facultades y atribuciones sobre la regulación de la materia.

Esta situación adquirió aún mayor relevancia cuando la misma Corte reconoció que el documento era verídico y que se trataba de un borrador no definitivo por el que, efectivamente, se pretendía realizar una revocación del caso.

Ante este contexto y como una respuesta rápida ante esta situación, en el Senado estadounidense se presentó un proyecto de "Ley de Protección de la Salud de la Mujer", que pretendía garantizar el supuesto “derecho al aborto” desde la legislación federal, sin embargo, el proyecto fue “frenado” por no reunir los votos necesarios para ser discutido.

¿QUÉ OCURRE ACTUALMENTE?

El pasado viernes 24 de junio de 2022, la Corte Suprema de Estados Unidos decidió finalmente derogar la sentencia del caso Roe contra Wade. Lo anterior a través de la resolución de una controversia en el caso Dobbs contra la Organización de Salud Femenina Jackson, por la que se impugnaba la ley del Estado de Mississippi que prohíbe el aborto hasta las 15 semanas. Lynn Fitch, Fiscal General de Mississippi, pidió a la Corte Suprema que mantuviera la ley de su Estado y que eliminara la histórica decisión del caso Roe contra Wade, lo cual, terminó ocurriendo de esa manera.
El máximo tribunal respaldó la ley de Mississippi con 6 votos a favor y 3 en contra, y derogó Roe contra Wade con 5 votos a favor y 4 en contra. Con esta anulación, se elimina este supuesto “derecho constitucional al aborto” y todos los efectos jurídicos que ha mantenido durante casi 50 años.
Hay que señalar desde un inicio que esta eliminación no representa que el aborto se vuelva ilegal en los Estados Unidos, sino que, únicamente, se elimina la obligatoriedad de los Estados de dicho país para armonizar sus marcos jurídicos con las disposiciones que surgieron a raíz de la sentencia de 1973. Así mismo, se le retira el rango de Constitucional al supuesto “derecho a abortar”.

Con la revocación de la sentencia, los Estados
norteamericanos han recuperado su autonomía para dictar sus propias leyes en lo que a materia de aborto se refiere, por lo que, en adelante, tendrán la libertad de dictar sus propias premisas ejecutivas o legislativas, a efecto de imponer las restricciones que consideren necesarias para la protección de las mujeres embarazadas, así como para el pleno reconocimiento de los derechos de niñas y niños por nacer.

En la sentencia de este viernes, se concluye que “la Constitución no confiere el derecho al aborto" y que "la facultad de regular el aborto debe ser devuelta al pueblo y a sus representantes electos", según el texto redactado por el juez Samuel Alito.

¿HACIA DÓNDE VAMOS?

Durante casi 50 años, la sentencia del caso Roe contra Wade, y Estados Unidos en lo general, fueron referentes globales en lo que a materia de despenalización del aborto se refería, siendo tomados como una supuesta “punta de lanza” para los procesos de discusión de diversos países, sobre todo latinoamericanos, que han pretendido o han despenalizado el aborto en sus respectivas legislaciones, por lo que, habiéndose revocado la sentencia, nos encontramos ante una “nueva era” de la valoración del Derecho a la Vida desde la concepción.

En consecuencia, la derogación de la sentencia favorecerá la creación de narrativas que sirvan para impulsar una nueva lucha global por la defensa del Derecho a la Vida, demostrando un interés legítimo por devolverle a este Derecho la importancia que ha perdido a lo largo de los años con los argumentos vertidos en las discusiones sobre la despenalización del aborto.

Al mismo tiempo, ya se observa entre las Entidades Federativas norteamericanas una nueva tendencia por legislar con un enfoque de respeto al Derecho a la Vida, potestad que les fue retirada al centralizar el tema de aborto por un fallo judicial de la Corte Suprema en 1973. Al día de hoy, diversos Estados ya han emitido decretos ejecutivos para terminar con la comisión de abortos dentro de sus respectivos territorios y, según estimaciones, se espera que para el mediano plazo pudiere haber un total de 26 Estados que adopten medidas de restricción o prohibición de la cancelación del embarazo.

Por último, debemos resaltar que se ha sentado un nuevo precedente internacional que nos demuestra que las máximas Cortes de cada país no son infalibles en cuanto sus decisiones judiciales y que existe la posibilidad de corregirlas para ser congruentes con el pleno respeto a los derechos humanos y fundamentales. Lo anterior también puede dar pauta a que otros tribunales regionales y sistemas de derechos humanos internacionales, reasignen la potestad de las Entidades Federativas de cada país para dictar su propia normativa en materia de aborto, revalorizando las acciones jurídicas tomadas con anterioridad a fin de restituir de manera positiva los agravios cometidos contra la vida de las y los seres humanos por nacer.


No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Zapata vive, la lucha sigue Columnas
2022-08-09 - 01:00
Inflación, China y semiconductores Columnas
2022-08-09 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-08-09 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-08-09 - 01:00
Se impondrá la conciencia ciudadana Columnas
2022-08-08 - 01:00
Marko, torpeza o sabotaje Columnas
2022-08-08 - 01:00
Los diez de Coahuila Columnas
2022-08-08 - 01:00
Recesión inevitable, ¿en todo el mundo? Columnas
2022-08-08 - 01:00
ABBOTT, EL ANTI-INMIGRANTE Columnas
2022-08-08 - 01:00
A la baja créditos hipotecarios en México Columnas
2022-08-08 - 01:00
San Luis Potosí, de fiesta y trabajando Columnas
2022-08-08 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-08-08 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-08-08 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-08-08 - 01:00
+ -