facebook comscore
Salve a los Golden

Salve a los Golden

Columnas lunes 26 de octubre de 2020 - 00:12

Carta Abierta
Presidente Andrés Manuel López Obrador


El 23 de agosto de 2017, la entonces Procuraduría de Justicia de la CDMX aseguró a 38 perros de la raza Golden retriever por una denuncia ciudadana por maltrato animal (400 firmas) de los vecinos del señor Javier Gómez Segura, quien en su domicilio de la colonia Banjidal, en Iztapalapa, tenia un criadero clandestino de esta especie de animales.

Durante el operativo en el que participaron todas las instancias de gobierno: SSP, Invea, Salud, Delegación, Paot; se comprobó el estado de maltrato en que se encontraban los ejemplares, lo que determinó que fueran sacados del domicilio y llevados de urgencia al antirrábico de Iztapalapa. El propietario fue llevado como detenido ante Fedapur (Fiscalía para Delitos Ambientales) de la PGJDF.

De los 38 Golden, 6 eran cachorros, los cuales murieron días después a consecuencia de una enfermedad llamada parasitosis. Se le hizo necropsia a una cachorra para determinar la muerte de los animalitos.

Al no tener un espacio adecuado para los perros, la Procuraduría me llamó para pedirme que les ayudara a buscar un lugar donde tener a los Golden, dado que el caso se había judicializado, lo cual hice para ayudar a los animalitos, mismos que fueron recibidos en Morelos por Gabriela Ortiz, dueña de la fundación Yakuna.

El MP me los entregó en calidad de depositaria, dejando en claro en el escrito que me dieron que estaba facultada para salvaguardar la vida de los ejemplares asegurados. Todos los perros, cinco machos y 27 hembras fueron trasladados por el propio Ministerio Público al inmueble donde actualmente se encuentran 23, dado que ya murieron 9 a consecuencia de que las hembras presentaron cuadros de piometra, una enfermedad mortal en las perras si no se les opera a tiempo. Yo no tenía autorización para la cirugía.

Por debajo del agua, el propietario Javier Gómez Segura junto con la Procuraduría y la Paot de la administración de Miguel Ángel Mancera llegan a un acuerdo reparatorio de 21 mil pesos por daño ambiental, cuando la demanda ciudadana fue por maltrato animal. Al enterarme de esa jugarreta, le dije al subprocurador Oscar Montes de Oca que el proceso no podía cortarse porque este señor había pagado 21 mil pesos, sino que debía agotarse la demanda para liberar a los Golden de la persona que los sobre explotaba para vender cachorros.

A partir de ese momento, se inició un juicio que duró tres años, con amparos tanto de la PGJDF como del propietario, los Golden sabían por fin lo que era la libertad, la protección, el amor y el cuidado en alimentación y salud. En el juicio, el juez de distrito me concedió el resguardo de los Golden, reconociendo que habían estado en un estado de crueldad con el señor Javier Gómez, pero cuando pasó al juez federal éste no me reconoció personalidad jurídica y determinó que los perros le fueran devueltos al maltratador, sin importarle las pruebas del sufrimiento de los animales. Ya en la administración de Ernestina Godoy le conté que su antecesor le había heredado un problema que tenía que ver con seres vivos, le expliqué la situación y le dije que este caso había alcanzado niveles mediáticos a nivel nacional e internacional, porque los medios fueron testigos de las condiciones en que vivían los animalitos.

La Ministerio Público Angélica Romero Verdeja me notifica, cuando jamás lo hicieron, que me daba tres días para regresarle los perros al señor Gómez y, desde entonces, he sido víctima de hostigamiento y hasta de intimidación al enviar a mi domicilio a las 11 de la noche a policías de investigación para dar datos de mi casa telefónicamente a alguna persona interesada en este caso. Ya estoy en desacato como lo estuvo usted cuando el desafuero.

Puedo asegurar que en este proceso la corrupción entre el maltratador y el Ministerio Público siempre ha estado presente, tanto que recibo oficios todos los días y ya con amenazas. Los Golden sobrevivientes ya están esterilizados para salvaguardar su vida.

Señor presidente López Obrador le pido que, así como vela por la gente pobre de este país, también lo haga por los animales, yo tengo voz para denunciar, manos para escribir, argumentos para defenderme de todo tipo de amenazas que implican mi vida, pero ellos no pueden hacer nada para salvarse a sí mismos. El poder judicial es verdaderamente un hervidero de jueces sin consciencia ni sensibilidad y para nadie es secreto que también son corruptos.

No puedo regresarles a los animales; primero, porque sería como si a un niño que golpean y violan se lo dan al DIF para que lo cuide, mientras los padres entablan una demanda para recuperarlo y por haber dinero de por medio le piden que le regresen al niño a los padres para que lo sigan maltratando. Segundo, porque al estar esterilizados ya no le servirán al señor Javier Gómez como negocio y su destino será la muerte.

De este tema está enterada, además de las autoridades capitalinas, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que es pro-animal y me ha apoyado lo más que ha podido, sobre todo para que a mí no me pase nada.

Los animales, señor presidente, son muy importantes para la sociedad, también ellos merecen justicia, este caso está en la mente de todos y lo que pedimos es que estos 23 animalitos puedan ser liberados y darse en adopción a familias que los valoren como lo que son: seres vivos que sienten como nosotros.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Representantes populares de tiempo completo Columnas
2020-12-04 - 01:24
Fortalecer a las instituciones electorales Columnas
2020-12-04 - 01:07
NINGUNA PERSONA ES ESPECIAL Columnas
2020-12-04 - 01:06
Desactivación de colectivos Columnas
2020-12-04 - 01:05
+ -