facebook comscore
Sociedad entre Lozoya y la 4T

Sociedad entre Lozoya y la 4T

Columnas martes 28 de julio de 2020 - 00:59

El caso Lozoya se convierte en un distractor, ante la situación del Covid-19 y el mal manejo de la crisis sanitaria que le ha costado a México decenas de miles de muertes, y ha profundizado la recesión en materia económica e incrementado en 10 millones el número de nuevos pobres de acuerdo a los datos del Coneval, además de los nulos resultados en materia de seguridad. De ahí la necesidad de crear una cortina de humo o una caja china al más antiguo estilo priista.
Y es así como inicia el caso, con el traslado de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, del aeropuerto de la Ciudad de México al Hospital Ángeles del Pedregal, sin que se pusiera a disposición de los jueces para las audiencias iniciales, lo que marca el inicio de un procedimiento ilegal y opaco. ¿Será que esto conviene a la 4T?
El presidente Andrés Manuel López Obrador ha afirmado en las mañaneras que Lozoya ya ha declarado. Incluso, ha dicho que este ha revelado elementos importantes que inculpaban a funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto y diversos legisladores, particularmente de la bancada de Acción Nacional, con lo que ha cometido violaciones al debido proceso.
Lo anterior es absolutamente falso, en razón de que el ex director de la paraestatal no ha declarado, ya que aún no ha hecho ni siquiera sus audiencias iniciales, el ejecutivo federal está contribuyendo a revelar información que ha sido filtrada y que forma parte del expediente para procesar al exfuncionario; que puede provocar que estas pruebas no puedan ser utilizadas en la carpeta de investigación.
Lo anterior ayudará a la defensa de Lozoya a establecer los fundamentos para invalidar el caso que tiene nuestro gobierno contra su cliente, obligando a que la fiscalía tenga que integrar nuevas investigaciones y medios de prueba para sustentar jurídicamente las imputaciones.
El presidente ha sostenido que Emilio Lozoya es un testigo protegido, “testigo colaborador”, le llama la fiscalía. Eso también podría abonar a argumentar fallas al debido proceso por parte del cuerpo de abogados que defienden a Lozoya.
La figura de “criterio de oportunidad” puede llegar a aplicarse en México cuando el imputado ha cometido delitos menores a los que otros implicados cometieron, y que con la información que el proporcione, coadyuve a la detención de ellos, lo que no ha sucedido aun, porque Lozoya no se ha presentado ante el Ministerio Público.
Lo peligroso de lo anterior, es que puede provocar que todo el proceso contra Emilio Lozoya este viciado de origen, así como las posibles pruebas para incriminarlo y con una buena defensa se puede lograr que el Sr. Lozoya salga libre.
Así que AMLO y la 4T aplican a Lozoya una frase famosa de don Benito Juárez, “para mis amigos justicia y gracia, para mis enemigos justicia a secas”.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
AMLO Y LAS TELEVISORAS Columnas
2020-08-05 - 01:00
¿Quién fue el ganador? Columnas
2020-08-05 - 00:59
El doble túnel de la pandemia Columnas
2020-08-05 - 00:59
Pacto Social o Juegos del Hambre Columnas
2020-08-05 - 00:53
Línea 13 Columnas
2020-08-05 - 00:48
+ -