facebook comscore
Una más a la lista de confusiones entre China y México

Una más a la lista de confusiones entre China y México

Columnas miércoles 22 de enero de 2020 - 10:00

La historia de las relaciones entre China y México se caracteriza por altibajos. En cuanto a lo político, la relación ha gozado de periodos intermitentes de estabilidad, e incluso amistad dentro de las narrativas comunista en 1970 y de las del tercer mundo durante los 80 y 90. En cambio, el aspecto económico de esta relación ha sido significativamente más débil.

Entre estos inconvenientes en la relación, destaca el caso de Dragon Mart Cancún, un proyecto de inversión multimillonaria por arte de China para la construcción de un centro minorista que buscaba ser un punto de exhibición de productos chinos en el sur de México. La comunidad involucrada en México solicitó, con justa razón, revisiones al proyecto frente al temor de que el centro minorista promoviera exclusivamente productos chinos en detrimento de microempresarios mexicanos.

Dragon Mart Cancún estaba planeado para ser el segundo centro más grande de este tipo después de Dubai. El proyecto inicial consideraba 12.7 hectáreas para la asignación de 3,040 puestos que exhibirían productos manufacturados, aunque no se especificaba si chinos o mexicanos. También contemplaba una zona residencial de 7.4 hectáreas, y un espacio de 4 hectáreas para dos aviones.

Dragon Mart Cancún estaba planeado para ser el segundo centro más grande de este tipo después de Dubai. El proyecto inicial consideraba 12.7 hectáreas para la asignación de 3,040 puestos que exhibirían productos manufacturados, aunque no se especificaba si chinos o mexicanos. También contemplaba una zona residencial de 7.4 hectáreas, y un espacio de 4 hectáreas para dos aviones.

Plano del proyecto disponible en Dragon Mart Project www.cancundragonmart.com.mx

Este se planeaba construir en Quintana Roo, a tres kilómetros de la costa, a 18 km del sur de Cancún, lo que ocasionó temor entre los habitantes de la zona al considerar que su construcción podría dañar al medio ambiente. Voceros del proyecto señalaron en un inicio que independientemente de la negativa del gobierno local de Quintana Roo de construir el centro, el gobierno federal había dado luz verde para su construcción. Más tarde, el Fiscal Federal para la Protección del Medio Ambiente logró que se le quitara al proyecto el permiso de construcción por prevención a daños ambientales. En 2017, Dragon Mart Project agotó sus recursos legales para continuar y ahí quedó la histora de Dragon Mart…

El tema de la inversión no me termina de quedar claro, la información disponible en el sitio web de Dragon Mart (DMC Informative System) presenta a Real Estate Dragon Mart Cancún como la empresa encargada de desembolsar el monto a invertir que sería de 117 millones de dólares. Esta compañía, según la misma fuente, se constituyó en México, compuesta por tres partes: a) Carlos Castillo, un empresario mexicano, que tenía el 45% de las acciones b) Monterrey Cancun Mart, una compañía más pequeña responsable del 45% de las acciones y c) Chinamex, una empresa estatal china que poseía el 10% de las acciones. Sin embargo, no hay información sobre cómo se dividiría la cantidad a invertir entre las partes.

Desde luego, Dragon Mart no estuvo exento de acusaciones de corrupción y enriquecimiento por parte de élites políticas en México. Sin embargo, lo que yo quiero rescatar es la falta de seriedad para con las inversiones chinas en nuestro país. Si bien hemos visto un aumento de marcas como Didi y Miniso y ahora hasta una cadena de bubble tea que está por entrar México, no hemos sabido cómo aprovechar la inversión que ese país ofrece para la construcción de infraestructura que favorezca el desarrollo de nuestro país.

Todo esto, a propósito de la confusión sobre las inversiones de 600 millones de dólares en Dos Bocas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Boletinar la privacidad Columnas
2020-02-19 - 01:08
El verdadero reto de la Concachampions Columnas
2020-02-19 - 01:44
Justicia, justicia, justicia Columnas
2020-02-19 - 00:17
Línea 13 Columnas
2020-02-19 - 00:12
+ -