laopcionnota
Cuál frontera

Cuál frontera

Columnas lunes 17 de junio de 2019 - 04:17


Corre el tiempo y en verdad no sé cómo logrará el Gobierno mexicano detener el ingreso de migrantes por el sur del país, los casi mil 200 kilómetros que lo limitan con Guatemala y Belice, son una verdadera puerta abierta.

Un millón y medio de personas habitan esta región, tienen en común la pobreza y el subdesarrollo y, claro la vista puesta en Estados Unidos. Agricultura, pesca y prestación de servicios son las actividades que más se practican.

Cómo hará México para impedir que estos flujos humanos se detengan y, no ingresen más por Chiapas, Tabasco, Campeche y, Quintana Roo. La solución a la inmigración no es sólo un problema de voluntad política o de buena vecindad, es mucho más amplia y compleja, la vida misma de cada migrante está en juego durante este viaje que emprende.

Pero no quiero detenerme solamente en el cómo actuará el gobierno mexicano ya que no cuenta ni siquiera con un protocolo de actuación, ni con el equipo humano y, técnico para realizar la revisión de documentos de ingreso y, bueno no hay ni siquiera casetas de ingreso suficientes.

Los 6 mil elementos de la Guardia Nacional que ya se anunciaron serán desplegados en la zona, ¿qué funciones realizarán? ¿Bajo qué protocolos actuarán? ¿Con qué preparación?, en fin, las preguntas son muchas y las respuestas no las conocemos, pero más allá, no veo cómo se alcanzarán a cumplir estas acciones en menos de 40 días, plazo acordado para una primera “revisión”.

Ya vimos que los inmigrantes cruzan tranquilamente la frontera, igual por los ríos Suchiate, Usumacinta y, Hondo. Por veredas o selvas de la región ¿dónde los detendrán, por todos estos puntos existentes y los que seguramente encontrarán?

Hay que desarrollar todo un plan regional que incluya a los países de la zona, no es la acción de un país sólo como México que pretende detener a este creciente flujo de inmigrantes.

Que México ganó tiempo para que no se impusieran aranceles a sus importaciones es cierto, pero de ahí a que se llegue a una solución a lo que mayormente se discutió, la migración ilegal, falta mucho. La improvisación no es la solución. No, no lo es y, menos con Trump.

La política fronteriza de México debe poner atención a la nueva realidad de la región en donde la violencia e inseguridad parecen haber hecho una región sin ley, donde los intereses económicos de unos cuantos dominan.

La renuncia del Comisionado del Instituto Nacional de Migración de México es una clara señal de este complejo problema y, de la falta de experiencia, que insisto, no sólo con buena voluntad se resolverá, más allá de las amenazas del gobierno estadunidense.


•Doctora en Relaciones Internacionales
ncalmarosa@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Nueva hermandadColumnas
2019-07-17 - 01:29
Para DanielaColumnas
2019-07-17 - 01:27
Vuelve la acciónColumnas
2019-07-17 - 01:23
Dictadores y moralinaColumnas
2019-07-17 - 01:18
Gente, poder y beneficiosColumnas
2019-07-17 - 01:15
IngresosColumnas
2019-07-17 - 01:12

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-