facebook comscore
De delincuentes a ciudadanos y viceversa

De delincuentes a ciudadanos y viceversa

Columnas viernes 20 de noviembre de 2020 - 00:51

Hace algunas semanas escribí en este espacio sobre los miles de jóvenes que se encuentran tras las rejas por portar o comercializar hierba. El Senado de México por fin terminó con esta injusticia y dio el primer paso a un nuevo nivel de libertad.

En la tribuna, el senador Ricardo Monreal expresó en su discurso que, alrededor de 18 mil personas se encuentran privadas de su libertad por la portación de hasta 200 gramos de mariguana.

Esa cifra es impactante, ya que las leyes mexicanas arruinaron la vida de 18 mil familias y los círculos afectivos alrededor de las víctimas de la ley; sin embargo, no hay tiempo que no llegue, esta era llegó a su fin. ¡Enhorabuena!

Por otro lado, en la esquina del anonimato, mientas unos se reivindican ante la ley, otros se convierten en el enemigo público de la sociedad, los culpables de las olas de contagio: el sector de los eventos sociales, espectáculos y entretenimiento.

La administración culpa a las fiestas de ser los espacios de riesgo que han causado los últimos repuntes de contagio. Y por ello, más allá de que el gremio artístico y cultural se acerque a su reapertura, este señalamiento los aleja aún más del ansiado arranque.

El problema aquí es que estas fiestas clandestinas de las que hablan las autoridades locales están lejos de ser un evento social planificado y con control logístico operado por personal calificado. Dicho de otra manera, una fiesta clandestina NO es un evento social o espectáculo.

Las autoridades parecen desconocer que en este sector existen ciudadanos capacitados que garanticen el cumplimiento de las medidas sanitarias recomendadas por la autoridad sanitaria. Con estas omisiones se está desestimando y discriminando al sector laboral de los recintos dedicados a eventos, de la gente que trabaja en una boda, en unos XV años.
Parece que nunca se habían percatado del papel que rola una hostess, un taquillero, del personal de seguridad, de la gente de limpieza, del equipo de organización, del maestro de ceremonias. Este sector y el que se encuentra detrás del escenario es el encargado de cumplir con una logística ordenada.
Por otro lado, a diferencia de espacios donde puedes interactuar con un sin número de personas, en un evento convives con tu familia, con tu círculo cercano. Existe una obligación con tus familiares mayores y se asume una responsabilidad mucho mayor por los seres queridos.

Es por ello que este 22 de noviembre, el Movimiento ESCENA saldrá a las calles, para que no se olviden que, así como la penalización de la mariguana arruinó la vida 18 mil familias, las restricciones sanitarias al sector están dejando en la calle a más de 100 mil familias dedicadas a las reuniones.
P.S. Para nadie es un secreto que el repunte se concentra en el transporte público, responsabilidad de las autoridades.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-12-03 - 01:36
El desafío: creer Columnas
2020-12-03 - 01:35
Se trata de dinero Columnas
2020-12-03 - 01:30
Derechos digitales y elecciones Columnas
2020-12-03 - 01:15
FIL, festival orgullo de México Columnas
2020-12-03 - 01:13
Día mundial de la lucha contra el Sida Columnas
2020-12-03 - 01:13
+ -