facebook comscore
En cinco puntos.  SENER nos estafa con la electricidad

En cinco puntos. SENER nos estafa con la electricidad

Columnas viernes 22 de mayo de 2020 - 00:29

La modernidad, propia de finales del Siglo XIX y todo el XX tuvo al automóvil como “fetiche del desarrollo”; para el Siglo XXI y la posmodernidad las cosas han cambiado, en buena medida dada la necesidad de ser más competitivos y el encarecimiento de los costos por el mal manejo del medio ambiente. En la 4T parecen estar en las etapas más obscuras del XIX.

1. Se va, se va ¡se fue! Los combustibles fósiles, particularmente el carbón y la gasolina, se identifican de manera muy clara con la primera y segunda revoluciones industriales. Durante la 1ª. RI fue el material que movió las grandes maquinas que transformaban al mundo. En la 2da. RI la gasolina compartió el lugar de honor con la electricidad que, junto con las entonces revolucionaria “línea de producción” hizo posible la masificación en el uso del automóvil, impulsado por gasolina o diésel. Hoy ambos combustibles van de salida dada la necesidad de encontrar combustibles más eficientes en términos de eficacia y eficiencia tanto financiera como medioambiental

2. De los 10 que yo tenía, de los 10 que me quedaban… El cambio, si bien puede tener otros detonadores, cae aquí sí “como anillo al dedo” dada la naturaleza finita de la cantidad de carbón y petróleo que hay en el mundo. Y no, no es culpa del capitalismo (donde en los 70´s los “comunistas” le echaban la culpa de todos lo males del mundo al capitalismo, ahora los 4T hacen lo mismo pero substituyendo al capitalismo por el neoliberalismo) sino a que solo hay una determinada cantidad en el subsuelo. En el caso de México, pasamos de reservas probadas de petróleo por 32, 614 millones de barriles en 2001 a 7,897 millones de barriles diarios.

3. Las benditas tecnologías. Si bien hasta hace pocos años la generación de energías alternativas para sustuir a las plantas que utilizan carbón o algún derivado del petróleo, era visto como algo deseable pero tecnológicamente no viable, hoy la realidad es otra. No sólo es viable sino que es mucho más eficiente en costos: mientras producir un megawatt le cuesta a CFE en promedio $120.00 mientras que, gracias a la energía eólica, puede costar tan sólo $20.00.

4. La mer, Qu'on voit danser le long des golfes clairs.. Resulta una obviedad pero las tecnologías eólica y fotovoltaica prácticamente no generan contaminación, mientras que los efectos nocivos de los hidrocarburos está más que estudiada y comprobada. De hecho, la Organización Marítima Internacional ya prohibió que en altamar se utilice combustóleo con una cantidad de azufre que supere el 0.5% (antes el limite era 3%) y el refinado por PEMEX quedó, de golpe y porrazo, fuera del mercado por no alcanzar dicho límite. Pero no se preocupen, se lo va a vender a CFE que, ¡vaya coincidencia!, lo va a utilizar para operar sus plantas que compiten con la generación de energía renovable (que, como se señaló en el punto anterior, es más eficiente en precio y también menos contaminante).

5. ¡Detallazo de Nahle! Gracias a la SENER, y el ideólogo que la mueve , se logra que CFE y PEMEX no pierdan tanto dinero y eso es lo importante. Que usted y yo respiremos aire mas contaminado y paguemos más por la electricidad, ya sea vía recibo o los impuestos que pagamos para que se subsidie, es i-rr-le-van-te.

Por cierto ¿alguien vio la enérgica oposición del Partido Verde o las movilizaciones de sus huestes de ecologistas para protestar? Menos mal que el sarcasmo es bien visto en el Siglo XXI.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La Alianza Federalista. Columnas
2020-10-28 - 00:38
Presupuesto a favor de las personas Columnas
2020-10-28 - 00:33
Verdades a medias Columnas
2020-10-28 - 00:32
La próxima sorpresa ciudadana Columnas
2020-10-28 - 00:28
Se acabó la fiesta. ¿Qué qué? Columnas
2020-10-28 - 00:27
+ -