facebook comscore
Entre Moderatto y las tres caídas sin límite de tiempo

Entre Moderatto y las tres caídas sin límite de tiempo

Columnas martes 11 de agosto de 2020 - 00:23

La industria del entretenimiento en el país, que el año pasado facturó más de 530 millones de dólares solo en parques de diversiones, centros de recreo infantil y zoológicos, entre otros, con una proyección de crecimiento sostenido de 6 por ciento anual, según datos de Ventura Entertainment, la tiene muy complicada. Su regreso será costoso y difícil de controlar.
Se trata de un sector que genera muchos empleos, casi 4 millones de puestos y más de 21 millones de personas que se mueven para acudir a los centros de diversión, y que desean regresar a estos. Así lo demuestran los contados eventos que ya se ofrecen en cartelera fuera de la nueva normalidad que representan las opciones virtuales.
Como el autoconcierto que la banda mexicana Moderatto vendió el pasado fin de semana en el Foro Pegaso (entre CDMX y Toluca). La buena es que el evento resultó un éxito. Los boletos, a través de Ticketmaster, se vendieron para los espectadores virtuales entre 179 (pre-venta) y 199 pesos el día de la “tocada”.
La mala es que las oportunas reglas de convivencia y seguridad sanitaria que se pidieron a los asistentes al foro, lejos estuvieron de cumplirse. Los asistentes pagaron entre 1,500 y 2,500 pesos (según el tamaño del auto) para entrar al concierto. Solo había dos opciones auto mediano con cuatro, y auto grande o camioneta con cinco ocupantes, en las imágenes se contaron más en cada vehículo.
Y se pudieron contar porque se rompió otra regla, bajaron de sus autos –prohibido-, para bailar y cantar, algunos sin cubrebocas –prohibido-, y sin guardar la distancia –exigido-. El fan suertudo que subió a tocar guitarra con Jay de la Cueva, la producción le proporcionó cubrebocas y mascarilla, ese sí para que vean.
Pero en su totalidad las reglas de sanidad y antiCovid19 se rompieron, así no se puede; ninguna empresa del entrenamiento podrá ver la luz del escenario encenderse.
Y para quien guste del arte del “pancracio” las cosas no son tan diferentes. La lucha libre, dicen sus protagonistas, para este año no regresará por los que sus finanzas y supervivencia se coloca contra las cuerdas del cuadrilátero.
"Nos ha pegado porque todas las arenas, los gimnasios, las plazas, todo se ha cerrado. Y, si no luchamos, no cobramos", se queja uno de los enmascarados más populares Octagón a sus 59 años y ya dedicado a entrenar a las futuras generaciones de luchadores.
En una nota, la agencia Reuters señala que la lucha libre, el deporte más popular en México detrás del fútbol, agrupa a entre 5 mil y 7 mil luchadores, la mayoría independientes, sin seguro ni pensión.
Las empresas que dominan el negocio en México -el Consejo Mundial de Lucha Libre y Lucha Libre AAA Worldwide- dijeron que han mantenido los pagos a sus profesionales a pesar de no recibir ingresos. Sin embargo, los desembolsos son únicamente para sus figuras, aseguraron una decena de luchadores que solicitaron el anonimato por temor a represalias laborales.
Difícil situación de muchos, y de los negocios más tradicionales en el país aún más. Necesario seguir los protocolos para poder regresar.


Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Es tiempo de volver a informar Columnas
2020-12-02 - 01:00
Agua y aceite juntos en elecciones de 2021 Columnas
2020-12-02 - 00:46
Preservar nuestras riquezas Columnas
2020-12-02 - 00:41
LÍNEA 13 Columnas
2020-12-02 - 00:32
Firma electrónica Columnas
2020-12-02 - 00:30
+ -