facebook comscore
Gobierno británico admite que no podrá salvar empleos con plan de jornada reducida

Gobierno británico admite que no podrá salvar empleos con plan de jornada reducida

Global jueves 24 de septiembre de 2020 - 17:13

Reuters

El ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, anunció un nuevo plan de apoyo al empleo que ayudaría a las empresas a contratar personal con menos horas de trabajo, pero advirtió que no podría salvar todos los empleos o empresas.

"El Gobierno apoyará directamente los salarios de la gente que trabaja, dando a las empresas que se enfrentan a la baja demanda la opción de mantener a los empleados en un puesto de trabajo con horarios más cortos, en lugar de despedirlos", dijo Sunak ante el parlamento.

Sunak también dijo que extendería la ayuda para los pagos de los préstamos a las empresas y retrasaría el fin de un recorte de impuestos para el sector de la hotelería, que se ha visto gravemente afectado por las restricciones de COVID-19.

Sunak dijo que el plan de los empleos funcionará durante seis meses, a partir de noviembre y estará abierto a todas las pequeñas y medianas empresas. Las empresas más grandes solo serán elegibles si su volumen de negocios ha caído durante la crisis.

En virtud del nuevo programa, las ayudas solo estarán disponibles para trabajadores cuyas empresas los mantengan al menos durante un tercio de las horas normales. El Gobierno y el empresario se encargarán de pagar las horas no trabajadas, pero solo a un tercio del coste normal, con una contribución máxima de 698 libras al mes.

El actual Plan de Retención de Empleos por el Coronavirus en Reino Unido (CJRS) —similar a las suspensiones temporales de empleo o ERTE de España—, que dio ayudas a alrededor de 9 millones de trabajadores en su punto álgido en el mes de mayo, vence el mes que viene. Se espera que cueste alrededor de 50.000 millones de libras (64.000 millones de dólares).

Alrededor de 5 millones de puestos de trabajo seguían dependiendo del programa a finales de julio, según datos oficiales. A primera hora del jueves, la agencia británica de estadísticas estimó que uno de cada ocho trabajadores estaba recibiendo ayudas del programa a principios de septiembre.

El CJRS pagaba a los empleadores el 80% de los salarios de los trabajadores con suspensión de empleo, hasta 2.500 libras al mes.

El ministro de Salud, Matt Hancock, dijo a la emisora de radio LBC que los trabajadores recibirían todo el apoyo que fuera "factible" durante la pandemia, que ha matado a casi 42.000 personas en Reino Unido, la cifra de fallecidos más elevada de Europa.

Reino Unido está tomando prestadas cantidades ingentes de deuda para inyectar dinero en una economía que se dirige a su peor contracción anual en al menos 100 años.

Imagen: Reuters

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

DM/CR

Etiquetas


Contenido patrocinado
Notas Relacionadas
Octubre no es marzo Global
2020-10-28 - 00:03
+ -