facebook comscore
Historias de una pandemia

Historias de una pandemia

Global viernes 10 de abril de 2020 - 01:15

Por Redacción

El coronavirus no sólo ha dejado cifras rojas en la economía –pérdidas masivas de empleos, cierres totales o parciales de empresas, devaluación de algunas monedas, caída de la bolsa– y en decesos de personas –1,582,904 casos en todo el mundo–. También deja a su paso las historias que, desde sus trincheras, intentan hacer labores humanitarias para ayudar a quien necesita dar sepultura a un familiar muerto o simplemente necesitan cubrebocas y trajes quirúrgicos para evitar el contagio; o de primeros ministros o reinas de belleza que dejan de un lado sus posiciones privilegiadas para sumarse al equipo de médicos que están en la primera fila de combate en contra de la pandemia.

De la pasarela al quirófano
Bhasha Mukherjee tomó un descanso en su carrera como especialista en medicina respiratoria después de competir en el concurso de Miss Mundo en diciembre de 2019. La doctora representó a Inglaterra. Después del momento de triunfo y en pleno año de su reinado, la joven de 24 años regresó a su labor como médico. Conforme la gravedad de la propagación del coronavirus avanzaba en el Reino Unido, donde se estableció hace varios años, la ex reina de belleza recibía mensajes de sus colegas médicos del Pilgrim Hospital de Boston, Inglaterra, contándole las alarmantes cifras y los múltiples casos de contagio; fue así que Bhasha contactó al equipo de administración del Hospital para solicitarles de nuevo su puesto y reintegrarse cuanto antes a combatir en equipo la pandemia del coronavirus.

Cubrebocas “para la vida”
Oneida Mora Estrada se gana la vida cosiendo en La Habana, pero ahora usa su máquina para elaborar cubrebocas que reparte entre la comunidad para evitar la propagación del coronavirus. En su departamento, tiene un mini taller en donde confecciona mascarillas de tela. La acompañan mujeres de diversas edades, dedican gran parte de tiempo frente a las máquinas de coser que no paran de sonar. Las piernas las ejercitan con el pedal. Mantienen la vista fija en el pase de la tela, por la aguja. Otras los ordenan y rematan. En fin, hay motivación por crear y contribuir. Es hora de hacer.

Una sobreviviente de 104 años
Ada Zanusso tiene 104 años. Vive en Italia, el país en donde han muerto más personas a causa del coronavirus, entre ellos 100 médicos, 18,279 decesos según el reporte más reciente de la Universidad Johns Hopkins, basado en reportes oficiales. El 17 de marzo comenzó a presentar síntomas como fiebre, vómitos y dificultad para respirar en el geriátrico donde vive en Biella, en el norte de Italia. Tenía coronavirus. Pese a que el 80 por ciento de las personas que han muertos son mayores de 60 años y tiene enfermedades preexistentes, Ada se recuperó. “Lo superé con valor y fortaleza, fe. Ahora me gustaría dar un paseo y ver a mis bisnietos jugar juntos”, asegura en entrevista para medios locales.

Sin documentos temen enfermarse
Luz tiene 36 años. Es mexicana y trabaja en Nueva York limpiando casas, no tiene documentos migratorios. No puede dejar de trabajar porque se quedaría sin dinero. “Si todos en tu casa están bien, necesito que vengas a ayudarme con los niños y la casa”, le dijo la familia para la que trabaja, compuesta por cuatro integrantes con dos hijos en edad escolar. Y es así como mantiene su trabajo, pero teme contagiarse con coronavirus, pues residen en la ciudad en la que hay más reporte de muertes y contagios en Estados Unidos. “Corres un riesgo cada vez que sales de tu casa”, aseguró a The New York Times.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -