facebook comscore
La nueva era de la salud mental: “saberes ancestrales”.

La nueva era de la salud mental: “saberes ancestrales”.

Columnas miércoles 14 de diciembre de 2022 -



El consumo de sustancias naturales con efectos psicodélicos o “plantas maestras y hongos mágicos'' dio recientemente un boom en la sociedad. La mescalina, peyote, ayahuasca, “sapo bufo” o psilocibina, son elementos que comúnmente utilizan ciertas comunidades indígenas o médicos tradicionales pero que hasta hace poco no habían sido investigadas por la comunidad científica.

Afortunadamente esto está cambiando, el mundo de la ciencia está teniendo cada vez más interés en las “plantas maestras o enteógenos” pues han abierto una nueva era en el tratamiento de patologías mentales. El número de científicos investigando su implementación en tratamientos innovadores para la salud mental ha incrementado exponencialmente.

Por ejemplo, en el último año la comunidad científica internacional ha realizado diversos estudios sobre la psilocibina y su posible uso como tratamiento para diferentes padecimientos como ansiedad, depresión o estrés postraumático.

La psilocibina se encuentra en más de 200 especies de hongos y ha sido utilizada por culturas de América Central y del Sur, así como en otras partes del mundo durante muchos años. Sin embargo, fue hasta la década de 1950 que Occidente descubrió sus beneficios, fue R. Gordon Wasson quien descubrió en México la psilocibina gracias a la curandera indígena María Sabina.

Después de más de 50 años de ser estigmatizadas y castigadas social y científicamente, hoy la psilocibina y otras plantas maestras resurgen con fines psicoterapéuticos. Sí, los “hongos mágicos” pueden tener grandes beneficios en tratamientos de salud mental en contextos específicos.

Estudios recientes han demostrado que la terapia con psilocibina puede proporcionar una reducción inmediata y sostenida de la depresión tras un único tratamiento - el efecto se ha descrito como si la psilocibina agitara el cerebro como una bola de nieve, o reiniciara el cerebro, proporcionando nuevas conexiones y desactivando las conexiones que podrían haber causado la depresión.

La psilocibina es una sustancia no adictiva que podría cambiar la vida de miles de personas. Ensayos clínicos han demostrado que una o dos dosis de psilocibina, administradas en un entorno terapéutico, pueden producir cambios drásticos y duraderos en personas que padecen trastornos depresivos graves con resistencia al tratamiento, es decir, personas que normalmente no responden a los antidepresivos tradicionales podrían mejorar su calidad de vida enormemente.

En México, lamentablemente, la psilocibina está prohibida cuando en otros países ya es utilizada para tratar depresión, ansiedad, algunas adicciones como alcoholismo, estrés postraumático e incluso algunos desórdenes alimentarios. Aún estamos a tiempo de progresar correctamente hacia una mejor salud mental para nuestra población. Todavía podemos formular políticas y legislaciones más sólidas e innovadoras en materia de salud mental.


No te pierdas la noticias más relevantes en spotify

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El corazón de la Ciudad Columnas
2023-01-27 - 01:00
Línea 13. Columnas
2023-01-27 - 01:00
El financiamiento de los programas sociales Columnas
2023-01-27 - 01:00
Ataques con ácido, violencia feminicida Columnas
2023-01-27 - 01:00
La medalla del rey Columnas
2023-01-27 - 01:00
LAS GANANCIAS DE LOS BANCOS COMERCIALES Columnas
2023-01-27 - 01:00
Erradicar la violencia contra las mujeres Columnas
2023-01-27 - 01:00
Al mexicano le cuesta salir del país Columnas
2023-01-27 - 01:00
LAS ASPAS DE LA LAVADORA Columnas
2023-01-26 - 01:00
Plan B, visto desde el INE Columnas
2023-01-26 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2023-01-26 - 01:00
Los 3 Kelsen Columnas
2023-01-26 - 01:00
Línea 13. Columnas
2023-01-26 - 01:00
El ruido, segundo contaminante en México Columnas
2023-01-26 - 01:00
Premio para Benjamín… y más logros Columnas
2023-01-26 - 01:00
Hasta Davos ya se asustó Columnas
2023-01-26 - 01:00
+ -