facebook comscore
MENTOR DENTRO Y FUERA DE LA CANCHA

MENTOR DENTRO Y FUERA DE LA CANCHA

Deportes jueves 26 de marzo de 2020 - 02:25

Por Guillermo Wendy Mendizábal

El legado de Don Nacho es haber sido el entrenador más exitoso y el mejor que tuve; no me queda duda de que es el mejor de la historia del futbol mexicano. Nos dejó vivencias, difícilmente se va a encontrar a alguien con su capacidad, pues innovaba constantemente, que se adelantó a sus tiempos como técnico y actualmente hay entrenadores que aplican cosas que él implementó hace mucho tiempo.

Lo más valioso que me quedo de Don Nacho es la manera en que trataba al jugador. Él nos veía como personas y no como un elemento más. Siempre estaba al pendiente de cada uno de nosotros, pues nos conocía perfectamente y nos trataba de acuerdo a ese conocimiento que tenía de nosotros.

Será difícil encontrar técnicos como él. Nunca hubo un maltrato, ni una agresión; siempre trató de convencernos de enseñarnos para que fuéramos mejores futbolistas pero aparte que nos convirtiéramos en mejores personas. Nunca habló con groserías, fue muy respetuoso y tengo grandes enseñanzas de él, como futbolista y como ser humano.

Sus charlas en el vestidor siempre eran muy claras. En su último cumpleaños, se convivió con él y se comentó una anécdota de un partido en el que lo expulsaron por meterse a la cancha y el árbitro fue con él y le dijo que lo invitaba a salir del campo y Don Nacho, muy serio le respondió: “Yo no acepto ese tipo de invitaciones”.

Un estandarte de Cruz Azul. Yo lo tuve desde que llegó como técnico desde 1976 hasta 1983; fue mi entrenador, pero antes me llevó por primera vez a la Selección Nacional, pero después tuve la oportunidad de estar en esta institución como directivo y él en un puesto en fuerzas básicas, era un asesor, siempre puesto para preguntarle, para aprender más de él.

En el bicampeonato con Cruz Azul fue fundamental por lo que preparaba, analizaba al rival, nos decía cómo podíamos hacerles daño y como evitar que ellos nos hicieran daño y era muy claro en sus conceptos; era un entrenador muy disciplinado, en las prácticas, en los partidos, en los viajes, muy metódico, sobre todo los que tuvieron la fortuna de tenerlo tanto tiempo.

Como anécdota: Carlos Jara vino una vez de Paraguay y Don Nacho dirigía a la UdeG entonces lo fuimos a visitar al hotel donde él vivía en Guadalajara y después de platicar mucho tiempo le preguntamos (ya con el título de entrenadores) qué libros o qué nos aconsejaba que nos pudiera servir, como libros de futbol y él nos contestó “El futbol ya está inventado. Hay muchos libros con miles de entrenamientos, pero si ustedes quieren tener éxito en esta profesión, les aconsejo que se preparen en la parte humana, en la psicología del deporte, más que en otra cosa, porque en el momento que conozcan a cada uno de sus dirigidos y sepan cómo piensan, cómo actúan , cómo reaccionan, ese va a ser su éxito”.

El recuerdo más significativo que me llevo es el haber ganado los dos títulos con él, el festejar, el levantar la Copa y después en los festejos el haberle agradecido por todo lo que nos enseñó que fue fundamental para que el equipo lograra esos títulos.











Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
LA PANDEMIA LIMITA A TODOS MENOS A TOÑO Deportes
2020-08-07 - 00:40
+ -