facebook comscore
Nuevas realidades laborales

Nuevas realidades laborales

Columnas martes 06 de octubre de 2020 - 00:46

Diego A. Guerrero García

El mundo laboral se ha visto afectado frente a la pandemia Covid-19. El proceso de adaptabilidad a las modalidades en línea, a través de diversas plataformas, nos demostró las desigualdades que existen respecto al conocimiento en el uso de las tecnologías, la conectividad, el poder costear los servicios de luz e internet, adquirir un equipo para continuar nuestras actividades, entre otros ejemplos.
La nueva realidad transformó nuestros hogares en centros de trabajo, permeando en la intimidad de nuestra vida personal y familiar, con jornadas laborales prolongadas en las que ya no se distinguen los horarios antes sí determinados para dicha actividad. Esta experiencia, nos llevó a conocer las realidades de las personas con quienes colaboramos, su contexto y su entorno. En mi caso, he conocido los hogares de mis alumnos, el modo en el que se desarrollan y la diversidad de contextos familiares, sociales y culturales de manera más directa, así como ellos la mía; por ejemplo, a Emilio, un pequeño de tres años que quiere ver qué hace papá y llama mi atención mientras me encuentro impartiendo clase o escribiendo mi columna.
Sin embargo, aunque este escenario implica desafíos y una reestructuración en nuestras actividades y responsabilidades; no se puede invisibilizar la condición de un importante grupo de la sociedad frente al alarmante contexto en el que viven; y es que de acuerdo con el último informe de la Organización Internacional del Trabajo, más de 34 millones de empleos son los que se han perdido debido a la pandemia en América Latina y el Caribe, una región con grandes desigualdades sociales y en donde los más afectados son los grupos en situación de vulnerabilidad.
Por otro lado, tenemos a un sector de la sociedad que se encuentra en constante riesgo por sus condiciones, y que trabaja por medio de plataformas de pedidos y entrega de comida, así como de otros servicios; en el que no obstante el crecimiento económico que se ha tenido en este mercado, los “socios” -como se les denomina-, no cuentan con asistencia médica, percepción de ingresos en caso de vejez, enfermedad, invalidez o accidente de trabajo, entre otros servicios mínimos de seguridad social a los que deberían tener derecho; pero que no cuentan con ellos al no estar reconocidos como trabajadores a pesar de cumplir con todas las características que los catalogaría en ese supuesto.
Por ello, no sólo es necesario atender los diversos temas pendientes que se tiene en la agenda laboral para adaptarlos al contexto actual, mantener un diálogo permanente entre todos los actores y transitar a las nuevas realidades laborales con apego a los derechos humanos; sino también, cada uno de nosotros, encaminarnos hacia la construcción de una sociedad más empática al apoyar, a través de nuestra toma de decisiones, a un desarrollo colectivo, solidario y más justo.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Es tiempo de Coyoacán Columnas
2020-11-24 - 01:37
25N, violencia y mujeres Columnas
2020-11-24 - 01:28
¡AMLO SALVAVIDAS DE  CIENFUEGOS! Columnas
2020-11-24 - 01:25
La tierra también es de las mujeres Columnas
2020-11-24 - 01:24
La defensoría de las audiencias Columnas
2020-11-24 - 01:22
LÍNEA13 Columnas
2020-11-24 - 01:07
+ -