facebook comscore
Sin dinero y sin silla en el Banxico

Sin dinero y sin silla en el Banxico

Columnas jueves 03 de junio de 2021 - 01:00

Por Guadalupe Romero

Se dice en los corredores que cuando sabemos que tenemos los días contados en un lugar, la disyuntiva es seguir demostrando de qué estamos hechos o hacer como que hacemos sin el compromiso de ser los elegidos a los que se les confía una silla, o hasta una institución.

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, se va en diciembre; la suerte está cantada. Y aunque a decir de él es muy pronto para hablar del cambio, el gran detalle es que el responsable de nombrar a los encargados del banco central, como lo marca el artículo 28 de la Constitución, el Presidente, fue el que adelantó que sería “otro economista” el elegido, uno “que sea partidario de la economía moral” (lo que eso signifique).

Como el tema ya está en la mesa, ayer durante la conferencia con el gobernador y los subgobernadores del Banxico, las preguntas fueron inevitables. Y aunque se prepararon con respuestas austeras, como parece debe ser la administración con los objetivos que pensó financiar a través de los remanentes que el banco central entrega tal cual lo marca una de sus funciones, y que para este año ya se reportaron en ceros, los pocos comentarios son elocuentes.

La molestia del Gobierno federal puede llegar a ser tan expansiva como los trazos del Tren Maya. Quién puede evitar el enojo luego de que desde abril el Banxico informó que son inexistentes los remanentes pese a que son resultados de la volatilidad de la moneda nacional que experimentó el año pasado cuando llegó a los 24 pesos por dólar.

Las envidias por un pasado generoso

Quién puede evitar la contrariedad de carecer de remanentes cuando todas las paredes de Palacio Nacional y sus habitaciones recuerdan que el gobierno pasado, el del priísta Enrique Peña Nieto, sí recibió del Banxico recursos por remanentes que sumaron en seis años más de 592 mil millones de pesos.

¿Habrá ganas de reformas o pequeños cambios? La Ley del Banco de México establece en su artículo 55 que es una institución sin fines de lucro, por ello, deberá entregar al Gobierno federal el importe íntegro de su remanente de operación una vez constituidas las reservas; pero los criterios para asignar estas utilidades no aparecen en la ley.

Y más de leyes, la más grande. En los texto de los párrafos sexto y séptimo del Artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, relativos al Banco de México, se dicta que el Estado tendrá un banco central que será autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración.

“Su objetivo prioritario será procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, fortaleciendo con ello la rectoría del desarrollo nacional que corresponde al Estado. Ninguna autoridad podrá ordenar al banco conceder financiamiento.”

Y, “la conducción del banco estará a cargo de personas cuya designación será hecha por el Presidente de la República con la aprobación de la Cámara de Senadores o de la Comisión Permanente, en su caso; desempeñarán su encargo por periodos cuya duración y escalonamiento provean al ejercicio autónomo de sus funciones; sólo podrán ser removidas por causa grave y no podrán tener ningún otro empleo, cargo o comisión, con excepción de aquéllos que actúen en representación del banco y de los no remunerados en asociaciones docentes, científicas, culturales o de beneficencia. Las personas encargadas de la conducción del banco central, podrán ser sujetos de juicio político conforme a lo dispuesto por el artículo 110 de esta Constitución.”

La economía es asunto de todos, su dominio no

Las intenciones manifiestas y controvertidas por hacer cambios a la Ley Banxico han sido claras, y aunque si atentan contra su autonomía serán difíciles de concretar sí influyen en la especulación política y económica del país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador lo sentenció a su manera: “entiendo que no nos ven a nosotros, los del Banco de México, con buenos ojos, aunque yo lo respeto mucho y vamos a seguir, porque así conviene al país, respetando la autonomía del Banco de México. Sin embargo, en la pasada administración sí hubo remanentes y ahora no hubo. Nada que el director del Banco de México, con todo respeto, pues trabajaba en Hacienda y fue hasta director de Nacional Financiera, muy cercano a Meade, a Videgaray. Entonces, ahora pues ya no es lo mismo”.

Y como dice la vecina, “puras habas”: “Tenemos finanzas públicas sanas y no necesitamos del Banco de México, no le vamos a pedir que nos den de las reservas; si acaso, que informen cómo se manejan esos fondos, sería muy bueno que de manera sencilla que explicaran cuánto se obtiene de intereses por ese dinero o cuánto se paga por el manejo de ese dinero, porque es de la nación, es de todos los mexicanos”.

Sin desperdicio. “Imagínense lo que nos ahorramos por cancelar fideicomisos que manejaban recursos de manera discrecional, nos ahorramos con 75 mil millones de pesos en los momentos más difíciles… Entonces, ya salimos, ya estamos saliendo… sí tenemos finanzas públicas sanas y esto lo registran los organismos financieros internacionales y los inversionistas, que le saben dónde hay riesgo, dónde no, dónde están seguras las inversiones. Entonces, en nuestro país hay condiciones muy favorables para la inversión”, decreta López.

Esquivel tiene otro compromiso

En la conferencia se le preguntó al subgobernador Gerardo Esquivel, cercano, junto con su esposa, la ex secretaria de Economía Graciela Márquez Colín, al proyecto de la Cuarta Transformación, sobre la posibilidad de asumir la gubernatura del Banxico como relevo de Díaz de León. La respuesta fue “no”.

El economista, porque se le preguntó, dijo que él como el equipo de futbol Cruz Azul, cuya afición se caracteriza por su paciencia, lealtad y un optimismo permanente, puede responder que “por el momento… por razones personales y familiares” no le interesa el puesto.

En la reunión virtual con los reporteros de “la fuente”, con motivo del primer reporte trimestral 2021, en donde uno de los datos más sobresalientes fue el estimado de crecimiento para el país que la Junta de Gobierno del Banxico ubica en un rango de 5 a 7% al cierre de este año, y de 2 a 4% para 2022, se expuso que lo anterior se debe en parte por el resultado de la reactivación luego de un año de pandemia Covid-19 y el fortalecimiento de la demanda externa, amén del avance del proceso de vacunación y la recuperación de otras economías, principalmente la de Estados Unidos.

El próximo gobernador del Banxico, a finales de este 2021, será “un economista con dimensión social, muy partidario de la economía moral. Tendrá mucho prestigio que va a cumplir con los requisitos de tener experiencia en materia económica y financiera y de haber trabajado en un área relacionada con el manejo de las finanzas”, anticipa el primer mandatario.

Pues vayamos haciendo las apuestas sin prisa, solo faltan seis meses y los remanentes.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las Clases Medias Columnas
2021-06-18 - 01:00
El Congreso de la Ciudad de México Columnas
2021-06-18 - 01:00
Tiraditos - 18 junio 2021 Columnas
2021-06-18 - 01:00
Línea 13 - 18 junio 2021 Columnas
2021-06-18 - 01:00
¿Alguien ha visto a Florencia? Columnas
2021-06-18 - 01:00
Clase media y gobierno Columnas
2021-06-18 - 01:00
Discriminación conservadora Columnas
2021-06-18 - 01:00
Ricardo Monreal y su aspiración presidencial Columnas
2021-06-17 - 01:00
Cruella Columnas
2021-06-17 - 10:49
Crónicas de la gobernanza: Los verdes Columnas
2021-06-17 - 07:03
Caníbales del Centro Histórico Columnas
2021-06-17 - 07:01
De los migrantes todos quieren sus 43 mil mdd Columnas
2021-06-17 - 01:00
El 22 constitucional Columnas
2021-06-17 - 01:00
Consulta, INE, voto electrónico y partidos Columnas
2021-06-17 - 01:00
La mitad del corazón de CDMX Columnas
2021-06-17 - 01:00
+ -