facebook comscore
Un buen gobierno

Un buen gobierno

Columnas viernes 02 de diciembre de 2022 -

La Antigua Roma fue un imperio que trascendió su propia temporalidad. Su legado intelectual es, sobra decir, majestuoso. Parte de su patrimonio conforma el pensamiento de un Occidente que tiene en la política latina un ejemplo inquebrantable.

El pensamiento estoico refiere un legado filosófico que regía la pedagogía cívica de las élites romanas, conocidas en su propia historia, pues será esta disciplina un punto importante en la génesis de la prudencia.

Prudencia es comportarse mesuradamente según el contexto con el cual los hechos humanos se manifiestan. Ofrecer respuestas apresuradas, carentes de la circunstancialidad que las provoca, genera no solamente interpretaciones erróneas, sino ante todo decisiones públicas desgraciadas que conllevan al desquiciamiento del sistema. Toda mentalidad prudente, no lanza pronunciamientos dominados por las emociones del momento.

La prudencia se cultiva. La historia es parte del legado formador de una clase política orgullosa de sus antecedentes. Construyeron un imperio ¿por qué no sentirse orgulloso de sus arquitectos? Estudiar a los antepasados, para aprender cómo fue que hicieron frente a los permanentes avatares de la diosa Fortuna, caprichosa como es, y retomar lo que de bueno y posible aquellos grandes personajes hicieron.

Historiadores como Tácito y sus Anales del Imperio Romano, sentaron precedentes en la pedagogía política del kosmos clásico. El historiador asume que es posible aprender de la historia, porque el temperamento del ser humano prácticamente no ha variado con el paso de los milenios. Un sujeto contemporáneo, sigue amando, odiando, despreciando, ambicionando, etc., al igual que un sujeto que naciera en el Egipto ptolemaico o en la Roma de Numa Pompilio. Las pasiones nos siguen apresando, y a pesar de todo el desarrollo y conocimientos adquiridos, todavía podemos enloquecer por un amor desafortunado, o por el desmedido afán de la gloria pública a través del éxito en los comicios.

Tácito describe las desbordadas pasiones de sujetos enfermos del poder absoluto, atacados por eso que el pensamiento griego denominó “híbris” (desmesura): “creerse igual a dioses, y hasta con el derecho de confrontarlos”, como Aracné retando a Palas en un certamen de tejido, y que a pesar de su triunfo, la deidad la castigó por su osadía convirtiéndola en un insecto como la araña.

La híbris atacó las mentes de Nerón o de Calígula, obras de arte de la narración taciteana, césares enfermos de poder, que pensaron que nadie podía retarlos y que ni más ni menos que sería su propia guardia, esos a los que había llenado de privilegios -y de muy desgraciadas responsabilidades-, los que se les encararían, privando del vital aliento a los que se creyeron inmortales, y transgredieron los más básicos principios de la dignidad humana.

Aprender historia, es aprender el arte del buen gobierno, que ante todo requiere de la honorabilidad de la prudencia.


No te pierdas la noticias más relevantes en spotify

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Consejeros y Consejeras por sorteo Columnas
2023-02-08 - 01:00
Línea 13. Columnas
2023-02-08 - 01:00
La violencia urbana en México Columnas
2023-02-08 - 01:00
Putin y Stalin Columnas
2023-02-08 - 01:00
INVERTIR MÁS EN NUESTROS MAESTROS Columnas
2023-02-08 - 01:00
La guerra por la web 4.0 ha comenzado Columnas
2023-02-08 - 01:00
Línea 13. Columnas
2023-02-07 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2023-02-07 - 01:00
La dictadura oligárquica perfecta Columnas
2023-02-07 - 01:00
Amlo busca doblar a la Presidenta de la Corte Columnas
2023-02-07 - 01:00
YouTubers: ¿medios de propaganda? Columnas
2023-02-07 - 01:00
INE: seriedad y eficacia acreditadas Columnas
2023-02-07 - 01:00
106 años desde 1917… Columnas
2023-02-07 - 01:00
¿EU ya la libró, Europa sufre? Columnas
2023-02-07 - 01:00
+ -