facebook comscore
¿Discriminación, clasismo y racismo en México?

¿Discriminación, clasismo y racismo en México?

Columnas martes 16 de junio de 2020 - 01:20

La muerte de George Floyd en Carolina del Norte es un reflejo del discurso de odio racial que aún prevalece en EU y que ha sido una lastimosa característica del mandato del presidente Donald Trump; sin embargo, este suceso despertó a una bestia “dormida” que conmocionó a su país y a otras naciones, y generó una serie de protestas en las calles pese a la crisis sanitaria por la que estamos atravesando. El sueño de aquel reconocido defensor de los derechos civiles, Martin Luther King Jr., hoy, tanto como en el pasado, es una voz que reclama muchas de las metas que siguen como asignaturas pendientes en torno a la segregación y la discriminación racial.
Pero si bien es cierto que la historia del vecino del norte nos sacude a nivel mundial, en el contexto mexicano desde la época de la colonia se vive un profundo racismo, discriminación y clasismo que, pareciera, es tabú reconocer. De acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el problema existe y persiste en nuestro país, pues entre los datos encontramos que, al menos, cinco de cada 10 personas en México afirman ser discriminadas por su apariencia física, que incluye, la forma de vestir, el peso o la estatura y el tono de la piel. Entre otros motivos reportados por el Conapred, se destaca la discriminación por el nivel socioeconómico, el origen —por pertenecer a un pueblo o comunidad indígena—, creencias religiosas, preferencia u orientación sexual, edad, la manera de hablar o por tener alguna discapacidad, lo que es relevante no perder de vista, pues es el mismo contexto social quien los vuelve un sector de especial vulnerabilidad para poder acceder a mejores oportunidades, a un sistema educativo de calidad y a un trabajo digno.
La discriminación se encuentra profundamente inserta en la sociedad mexicana a través de nuestras actitudes y expresiones cotidianas, en supuestos chistes en los que se utilizan palabras como “naco”, “indio”, “prieto” y “negro”, entre otras, que normalizan, reproducen y robustecen esta situación. En ese sentido, debemos de reflejar la trascendencia de nuestra conducta de forma individual y colectiva, así como visibilizar el importante papel que desempeñan los medios de comunicación en la construcción de ciertos estereotipos y prácticas que, en conjunto, incrementan la desigualdad social. Es importante entender que la discriminación no es un conjunto de casos aislados, sino representa un problema estructural que requiere de esfuerzos colectivos con el fin de atenderla y erradicarla.
Es necesario a través de políticas públicas, educación, sensibilización, concientización y solidaridad, generar un cambio cultural que deje de normalizar las prácticas racistas, clasistas y discriminatorias que nos agravian como individuos y como sociedad.
Sigamos la conversación en nuestras redes sociales en Facebook, Twitter e Instagram como @DerechoaDebate

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La primera  dama incómoda Columnas
2020-07-07 - 01:51
Tiraditos Columnas
2020-07-07 - 00:50
Consejos para reunión AMLO-Trump Columnas
2020-07-07 - 00:50
500 años de resistencia Columnas
2020-07-07 - 00:40
Los archivos como memoria histórica Columnas
2020-07-07 - 00:36
+ -