facebook comscore
Bartlett y el negocio de los contratos morenos

Bartlett y el negocio de los contratos morenos

Columnas martes 05 de mayo de 2020 - 00:25

El caso Bartlett es tan solo la punta del iceberg de contratos legalmente bien operados, pero moralmente cuestionables dentro de la 4T. Hay varios gobiernos emanados de Morena con malos manejos, en los que predominan las simulaciones y las adjudicaciones amañadas.
Y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, no está ayudando al presidente Andrés Manuel López Obrador a combatir esta forma de corrupción disfrazada. Porque al proteger a todos los que son como Bartlett le pega al presidente y a su proyecto que se sustenta en un gobierno honrado.
No creo que el pueblo sabio, tan avispado, como el presidente le llama, le perdone otro espaldarazo a la familia Bartlett, liberándolos de toda culpa ante claros señalamientos de que algo no anda bien en esa familia y su relación con la Cuarta Transformación.
Porque el hijo de Bartlett no sólo lucró con la pandemia, sino que no fue nada solidario con el gobierno en el que trabaja su papá. Justo cuando más hacen falta los recursos, en lugar de ser una empresa socialmente responsable y dotar al gobierno de los equipos que se necesitan a un precio razonable, optó por sangrar el erario público en una situación de emergencia.
Lo peor es que el proveedor, hijo del titular de la CFE Manuel Bartlett, se escude en que en la CDMX la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, adquirió los mismos equipos a un precio mucho más elevado. Parece mentira que su única defensa sea que, a mal de muchos, consuelo de tontos.
Lo que no revisó bien es que el contrato no es igual, no se trata solo de una compra, sino de un servicio integral, partiendo de la correcta planeación de cómo resolver desde un inicio problemas como la necesidad de capacitación, fallas y desgaste de los equipos.
Pero cómo decíamos no sólo es la familia Bartlett. Lo preocupante es que el problema se ha ido extendiendo. Los titulares de gobiernos y dependencias ya se dieron cuenta lo fácil que es cumplir la ley, presumir de honestidad y al mismo tiempo beneficiarse indebidamente. Así cualquiera se reduce el sueldo.
Sin embargo, el presidente no entiende que no son los medios de comunicación los que deben realizar las investigaciones, revisar, interpretar, encontrar los hilos conductores que demuestren las anomalías en el manejo del dinero público.
Para eso está o debería estar la Secretaría de la Función Pública a cargo de Irma Eréndira Sandoval y los órganos de control interno de los gobiernos locales. Desafortunadamente no parecen tener ningún interés, ninguna prisa por sacar los trapitos al sol.
¿Acaso será muy complicado generar mecanismos, lineamientos de aplicación obligatoria para todas las áreas y niveles de gobierno, para la correcta aplicación de los recursos en esta emergencia sanitaria?
Hay mucho presupuesto que se mueve a partir de la declaratoria de emergencia, hay insumos idénticos que están siendo adquiridos por diferentes dependencias y se podrían establecer montos máximos, requisitos, tiempos, condiciones, garantías, características, que eviten la discrecionalidad y abusos en la contratación.
¿No se les ocurrió realizar auditorías en tiempo real sobre la adquisición de insumos necesarios para combatir el Covid-19?
No supieron prevenir algo que se veía venir a kilómetros. Ahora urgen acciones fuertes y dirigidas. Dejar de pensar que combatir la corrupción en este gobierno es darles herramientas a los conservadores para seguir con sus incesantes e ineficaces ataques al presidente.
De lo contrario se seguirá fortaleciendo la idea de que no hay hoja del árbol político que se mueva sin el aval del presidente y que la centralización de los recursos es tal, que no se autoriza presupuesto que no se contrate con los proveedores designados. Lo cual, sea verdad o no, no le conviene al presidente anticorrupción.
Por el bien de todos, primero los Bartlett, después los Peña y los Calderón.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Estamos unidos mexicanos? Columnas
2020-06-05 - 01:25
Violencia política, partidos y tribunal Columnas
2020-06-05 - 00:59
Ni los médicos creen en cifras oficiales Columnas
2020-06-05 - 00:56
Salgamos del virreinato Columnas
2020-06-05 - 00:53
Línea 13 Columnas
2020-06-05 - 00:46
+ -