facebook
Eduardo Ramírez, una aplanadora en Chiapas

Eduardo Ramírez, una aplanadora en Chiapas

Columnas jueves 06 de junio de 2024 -

El fin de semana vivimos un momento emotivo que quedará grabado en los anales de la historia. Fue realmente impresionante la aplastante victoria de Claudia Sheinbaum en la elección presidencial. Más de 33 millones de votos fueron los que se contabilizaron a favor de la coalición Seguimos Haciendo Historia. Evidentemente, los medios priorizaron lo que aconteció a nivel nacional. Todo ello, desde luego, es lo que provoca el liderazgo o la imagen del presidente López Obrador. De hecho, lo que atestiguamos fue algo parecido al 2018, pero más favorable con Claudia Sheinbaum. Ella, como heredera del bastón de mando, recibió todo el respaldo del pueblo de México que atendió el llamado que hizo para seguir profundizando las políticas públicas de la cuarta transformación.

A lo largo de estos meses, Claudia Sheinbaum ha dejado constancia que está lista para suceder al presidente López Obrador. Esto se dará en una coyuntura clave donde el país sigue caminando por la dirección correcta. Ella, queda claro, está en el mejor momento de su carrera política. Siendo así, podemos augurar un futuro prometedor para el territorio nacional. Además de ello, Sheinbaum tendrá el apoyo incondicional del legislativo federal que, con mayoría calificada, abrirá la puerta para respaldar con responsabilidad las iniciativas de modificación al marco constitucional que, desde luego, le hacen falta a México para fortalecer la democracia. La causa es sencilla: el Plan C será una realidad gracias al efecto de la victoria aplastante de Sheinbaum.

Eso que sucedió a nivel nacional, se replicó en la mayoría de entidades federativas que tuvieron elección para gobernador. Esa misma voluntad— a grandes dimensiones— se dio en Chiapas. En este mismo espacio de opinión, en varias ocasiones, pronosticamos la aplanadora que se estaba gestando en aquel punto del sur del país. De hecho, las mismas encuestas de mayor credibilidad y confianza se quedaron cortas ante la respuesta abrumadora de la población civil que salió a mostrarle el cariño a Eduardo Ramírez, ganador del ejercicio democrático. En pocas palabras, el Jaguar Negro, como le conocen, le propinó un golpe contundente al PRIAN. Obtuvo, de acuerdo con el Programa de Resultados Preliminares, entre el 79 y 82% de la votación. Todo ello, en definitiva, gracias al efecto que provocó Ramírez.

Desde antes del ejercicio interno de Morena— lo dijimos— hay un fenómeno social en Chiapas que está levantando grandes expectativas para el desarrollo que se avecina. Por su puesto, hablábamos del proceso democrático que atestiguamos hace unos días que, sin duda, encabezó el liderazgo de Eduardo Ramírez. Además del impresionante respaldo de la población civil, la victoria coadyuvó en la elección presidencial. Fue un gran acierto haberse inclinado por el Jaguar Negro como abanderado de la izquierda. Eso lo ha venido demostrado a lo largo de estos años. La propia magnitud del resultado final es la mejor manifestación del cariño que se ha ganado a pulso.

Por ese motivo, no tengo la menor duda que, llegado el momento de tomar posesión como gobernador constitucional, Eduardo Ramírez hará un trabajo a la altura de las circunstancias. De hecho, existe la esperanza de que así sea una vez que el tiempo llegue a su cauce. Él, por definición, es un hombre echado para adelante y, lo mejor de ello, siempre propositivo.

Tal y como sucedió en campaña, el espiral de propuestas que puso sobre la mesa son muy interesantes, sobre todo la estrategia de pacificación que, en conjunto con Sheinbaum, trabajarán a la par. Ese planteamiento, en efecto, lo hizo en compañía quien fuese— hasta hace unos días— la abanderada por la silla presidencial. Hay, evidentemente, una relación muy sólida que se basa en el trabajo.

Y con esa aplanadora que sacudió los propios pronósticos en Chiapas, Eduardo Ramírez, a lo largo de tres años, tendrá el apoyo incondicional del congreso local que, bajo esta tesitura, provocó un efecto positivo en los puestos de elección para la legislatura que muy pronto tomarán protesta. Así que, con ello, las políticas públicas serán una realidad a lo largo y ancho de aquel punto del sur del país. Fue un tsunami que rompió todos los presagios que se hicieron. Repito, las encuestadoras se quedaron cortas en la medición, pues el 80% de la ciudadanía salió a darle el voto de confianza al Jaguar Negro.



No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

San Luis Capital

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
LINEA 13. Columnas
2024-06-24 - 01:00
Guelaguetza María Sabina Columnas
2024-06-24 - 01:00
Fraude en Yecapixtla Columnas
2024-06-24 - 01:00
La inminente reforma judicial en México Columnas
2024-06-24 - 01:00
Cara a cara, Biden-Trump, definitorio Columnas
2024-06-24 - 01:00
LAS PROMESAS DE CAMPAÑA Columnas
2024-06-24 - 01:00
Ecatepec será una Ciudad de Bienestar Columnas
2024-06-24 - 01:00
Musicología Columnas
2024-06-21 - 15:27
Línea 13. Columnas
2024-06-21 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2024-06-21 - 01:00
Un lugar para todas y todos Columnas
2024-06-21 - 01:00
Reforma judicial y legitimidad Columnas
2024-06-21 - 01:00
+ -