facebook comscore
Fintech en China y México: Inclusión o Exclusión Financiera

Fintech en China y México: Inclusión o Exclusión Financiera

Columnas martes 08 de octubre de 2019 - 15:57

El desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación ha impactado todos los aspectos de nuestra vida, modificando tendencias como la del entretenimiento en casa, y creando nuevas industrias como la Fintech (financial technology) que promueve el uso de tecnologías digitales aplicado a los servicios financieros buscando hacerlos más eficientes, incluyentes, rápidos y a un menor costo. Diversos países han adoptado estrategias para migrar los servicios financieros a ecosistemas digitales, estrategias que han sido lideradas por gobiernos en algunos casos y por la iniciativa privada en otros.

Entre las plataformas más destacadas de servicios financieros que funcionan a través de teléfono celular se encuentran WeChat Pay y Alipay con las que China lidera la industria Fintech a nivel mundial con una sociedad que vive prácticamente sin efectivo. M-Pesa, es otra plataforma de cobro digital que ha ganado relevancia internacional por ser la plataforma de servicios financieros digitales más popular en mercados emergentes al tener presencia en Kenia, Tanzania, Afganistán, Sudáfrica e India. México ha decidido no quedarse atrás, por lo que el pasado 30 de septiembre entró en operación CoDi, la nueva plataforma de pago móvil creada por el Banco de México.

Vale la pena poner en perspectiva la nueva plataforma mexicana con respecto de otras plataformas similares en el mercado internacional para identificar sus retos y áreas de oportunidad. Para ello, es necesario tener parámetros de comparación que permitan analizar variables sociales, políticas y legales que condicionan el funcionamiento y posible éxito en la creación de ecosistemas digitales para proveer dichos servicios financieros. Según los investigadores de la Universidad de Indiana, Nina Kreyer, Key Pousttchi y Klaus Turowski, hay tres categorías que pueden ayudar a analizar los procedimientos de pago móvil: conveniencia, costo y seguridad.

Conveniencia

Esta categoría toma en cuenta la facilidad con la que los ciudadanos pueden acceder a las plataformas digitales de cobro y la compatibilidad de tales plataformas con otras que proveen bienes o servicios. En China, el fácil acceso a smartphones, el bajo costo de los servicios de internet, y un sistema bancario centralizado facilitan la creación de un ecosistema digital. Las plataformas WeChat y AliPay no requieren que los usuarios tengan una cuenta bancaria para transferir dinero, comprar o vender basta con tener un Smartphone, acceso a internet y descargar cualquiera de las dos aplicaciones. Cabe mencionar que, en China, el 60% de la población es usuaria de internet y de ese 60% el 98% hace transacciones vía teléfono móvil.


Fuente: Baidu images. En la imagen, un ciudadano chino pide limosna a través de WeChat, uno puede escanear el código QR a la derecha del individuo y enviarle dinero del que podría disponer inmediatamente.

En el caso de CoDi, el Banco de México ha señalado que uno de los requisitos para poder usar la plataforma es contar con una cuenta bancaria. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, sólo el 47% de los adultos en México poseen una cuenta en un banco o institución financiera, eso significa, que sólo este 47% de la población adulta está en condiciones de usar la plataforma. Habría que analizar si de éste 47% todos cuentan con un Smartphone y acceso a internet.

Otra cuestión que hace a CoDi poco accesible es que la aplicación es sólo disponible para sistema operativo Android. Además, en el documento titulado Términos y Condiciones para el Uso de la Plataforma CoDi se señala que “Las personas que pagan deben contar con un dispositivo móvil que tenga instalada la aplicación de su institución financiera participante en CoDi® …” por lo que no queda claro si el usuario de CoDi debe descargar la aplicación del Banco de México y adicionalmente una que vincule CoDi con los servicios financieros provistos por la institución en la que el usuario tiene su cuenta bancaria.

Costo

Desde luego, los usuarios buscan la manera de optimizar sus recursos en términos de tiempo y dinero al hacer transacciones vía digital, no tendría sentido migrar del uso de tarjetas de crédito o débito a una plataforma digital si ésta tardara más en realizar la transacción y las comisiones fueran más altas. En el caso de China, si el usuario tiene cuenta bancaria y desea transferir el dinero que tiene en WeChat o AliPay a su banco, el cobro por la transacción del equivalente a 3mil pesos mexicanos es de .10% del monto que desea transferir a su cuenta, si el monto es menor, no se cobra comisión. Esto, desde luego ha generado retos para los bancos en China, el director de un banco del Estado en China comentó para Bloomberg que los bancos están perdiendo dinero porque ya nadie realiza retiros de cajero, y nadie usa tarjetas por lo que no hay ganancias de las comisiones que se cobraban en esas transacciones, señaló que “WeChat y AliPay son un duopolio imposible de combatir”.

En el caso de CoDi, el Banco de México señala en su página que los pagos y cobros se pueden realizar a través de la plataforma “en un esquema 24x7, hasta por un monto de 8 mil pesos y sin pagar comisiones” sin embargo la página 4 del documento que establece los términos y condiciones de uso de la plataforma señala que “Las transferencias electrónicas de fondos son realizadas por la institución financiera que lleve la cuenta con la que se realizará el pago, y pueden estar sujetas a comisiones.” En este sentido, la información es poco clara sobre las condiciones bajo las cuales se cobran comisiones y de quién depende fijar el monto de las mismas.

Seguridad

En materia de seguridad, existe un factor fundamental que determina el éxito de una aplicación: el factor confianza. Los retos en materia de seguridad y qué tanta confianza exista en la plataforma podrían preverse. En un inicio, fijar claramente las condiciones de uso, sin lugar a contradicciones sería necesario. En China, existen marcos normativos procurados por el gobierno para evitar el financiamiento de actividades ilícitas entre las que el terrorismo destaca. En nuestro caso, habría que pensar cómo evitar que esta tecnología fuera utilizada para efectos de crimen organizado.

Es grande el paso que ha dado México con la creación de una plataforma que busca estar a la vanguardia internacional en la industria Fintech, para lograr los objetivos habrá que poner nuestros marcos legales, infraestructura, y cultura de la innovación a la misma altura.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Ley Godoy Columnas
2019-10-18 - 01:33
La Nacional abre camino Columnas
2019-10-18 - 01:31
¿Perdonar al Veracruz? Columnas
2019-10-18 - 01:29
Cuba y su “presidente electo” Columnas
2019-10-18 - 01:28
Aquí, Hablamos Español Columnas
2019-10-18 - 01:26
Ingresos Columnas
2019-10-18 - 01:24
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -