facebook comscore
Insabi, falsa promesa

Insabi, falsa promesa

Columnas martes 14 de enero de 2020 - 01:14

En noviembre de 2019, el Senado de la República aprobó reformas a las leyes General de Salud y de los Institutos Nacionales de Salud, para crear el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y desaparecer el Seguro Popular.
Con estas reformas se aprobó la universalidad de los servicios de salud en el país, para lo cual se brindaría el acceso gratuito a los servicios médicos, donde estén incluidas las medicinas, operaciones, hospitalización, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación, además de garantizar su calidad y sin discriminación.
Para ser beneficiario de la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados, se deberán reunir los requisitos siguientes:
Ser personas que se encuentren en el territorio nacional, no ser derechohabientes de la seguridad social (IMSS/ISSSTE), y contar con Clave Única de Registro de Población.
Con la creación del Insabi se pretende atender a los más de 69 millones de mexicanos sin seguridad social. En contraste, la transición del Seguro Popular al Insabi se ha convertido en un tormento para los usuarios.
Desgraciadamente el Gobierno mintió sobre las tarifas de los servicios, en principio había dicho que los servicios serían gratuitos, pero en muchos hospitales siguen cobrando a los pacientes.
Otros de los grandes problemas que enfrenta el Insabi es la calidad de los servicios, y la escasez de medicamentos. Actualmente existen numerosas quejas y críticas con respecto a la transición de este sistema de salud, al grado que por el momento 7 gobernadores se han negado a firmar la carta de intención para adherirse al Insabi, como es el caso del gobernador panista de Aguascalientes, Martin Orozco, quién incluso busca restaurar el Seguro Popular.
La desaparición del Seguro Popular anuló uno de los avances institucionales más importantes del sistema de salud mexicano. Desgraciadamente todo lo que huela a oposición está siendo destruido por la 4T, de ahí la urgencia de desaparecer el Seguro Popular; si se iba a realizar este cambio se requería de una gran planeación y capacitación de todo el personal de salud, así como de funcionarios de alto nivel, comenzando por el secretario de Salud, Jorge Alcocer y por el titular de ese nuevo organismo, Juan Antonio Ferrer, así como el Presupuesto etiquetado.
Y para muestra un botón ¿En manos del quién está el Insabi? de Juan Antonio Ferrer, quién antes de estar ahí laboró en el Instituto Nacional de Antropología e Historia en Chiapas, y antes de eso fue director de la zona arqueológica de Tajín, en Veracruz, no es médico, y no tiene ninguna experiencia en el sector salud.
Aunado a lo anterior somos testigos de que la 4T miente a los mexicanos, los familiares de pacientes denuncian que están pagando cuotas de recuperación por la atención médica y medicamentos para sus enfermos, y que no ven ningún cambio en los procesos; les siguen pidiendo las pólizas para darles atención, y ahora el servicio es más caro. ¿Dónde está el beneficio?

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Representantes populares de tiempo completo Columnas
2020-12-04 - 01:24
Fortalecer a las instituciones electorales Columnas
2020-12-04 - 01:07
NINGUNA PERSONA ES ESPECIAL Columnas
2020-12-04 - 01:06
Desactivación de colectivos Columnas
2020-12-04 - 01:05
+ -