facebook comscore
Representantes populares de tiempo completo

Representantes populares de tiempo completo

Columnas viernes 04 de diciembre de 2020 - 01:24

Característica de los regímenes democráticos es la elección de sus gobernantes y legisladores mediante el sufragio efectivo en comicios libres y transparentes supervisados y sancionados por una autoridad independiente de los poderes a renovar.

En México, el INE es la institución encargada de organizar las elecciones con un razonable margen de autonomía, aunque recientemente se ha visto amenazada su imparcialidad y capacidad financiera, lo que pone en riesgo, no solo la realización de elecciones confiables, sino la credibilidad misma del Instituto, el cual mantiene una imagen de eficacia y respeto frente a la ciudadanía y los partidos políticos, a diferencia del Tribunal Federal Electoral que se ha visto envuelto en controversias, no sólo por la selección de sus integrantes o las decisiones que han acordado, sino porque se puso en entredicho la integridad moral de su presidente.

Si damos por cierta la autonomía e imparcialidad de las autoridades electorales, todavía queda un enigma por resolver: los candidatos.

En 2021 se llevarán a cabo los comicios más grandes en la historia de nuestro país. Estarán en disputa 15 gubernaturas y 21 mil 368 cargos entre diputados federales, congresos locales, presidentes municipales y alcaldes en la Ciudad de México y se espera una aceptable participación de los 95 millones de ciudadanos inscritos en el padrón electoral.
Nuestro sistema de partidos es tan amplio que representa a casi todas las corrientes políticas y es permisivo con los organismos satélites y las alianzas de lo más disímbolas, lo que provoca el oportunismo electoral. Muchos de los aspirantes carecen de ideología, compromiso social, trayectoria o propuestas de políticas públicas. Individuos y partidos saltan de una postura política a otra, como trapecistas en coliseo electoral.

Los representantes populares son cuotas de poder o mercancía al mejor postor, se van con quien les garantice un puesto por meses o años, en espera de nuevos comicios para tener otro “encargo” y así llevársela indefinidamente, sin regresar con los votantes o resolver sus problemas y carencias. Un viejo chiste contaba que, al verse dos legisladores, uno le comentó a otro: “en vacaciones quiero ir a un lugar donde nadie me conozca ni moleste con una petición de ayuda”, a lo que su par le contestó: “Pues regresa a tu distrito”. Tenemos políticos de pasada, muchos de ellos sin pena ni gloria y, lo peor, sin oficio ni experiencia.

Tierno Galván, emblemático alcalde de Madrid, decía que las elecciones no eran para resolver los problemas, sino para escoger al hombre que va a resolverlos. Poco aprenden los próceres mexicanos de esa enseñanza.
Nuestros políticos no tienen madera de representantes populares, ni saben de prácticas parlamentarias, de cómo legislar, mucho menos de elaborar programas con políticas públicas para gobernar, ni tienen vocación para el servicio público.

Y si no, juzgue usted. A dos años de gobierno, el propio presidente de la República dio permiso a miembros de su gabinete de renunciar para ser candidatos y también se fueron funcionarios y superdelegados que utilizaron programas sociales para hacer proselitismo o tribunos que tuvieron la desfachatez de aprobar una ley en su beneficio para postularse sin pedir licencia y utilizar recursos públicos o alcaldes que abandonan sus funciones para ser gobernadores —aunque ya hayan fracasado en el intento— o el gobernador que dejó su estado por una quimera y tras el fracaso regresó a la silla.

Se supone que hay planes sexenales o trianuales para resolver las necesidades de la gente. Qué cómodo es calentar la banca mientras anhelan ser favorecidos de nuevo por ilusos votantes que creen en las promesas de campaña que nunca cumplirán.
En 2021 no se debe sufragar por candidatos espurios, sino por representantes que terminen su gestión y sepan resolver problemas.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2021-01-19 - 00:43
Clara y la poderosa Iztapalapa Columnas
2021-01-19 - 00:42
EU: democracia y extremismos Columnas
2021-01-19 - 00:27
Migrantes en tiempos de COVID Columnas
2021-01-19 - 00:23
Contrato sin sangre: El mercader de Venecia Columnas
2021-01-19 - 00:18
Línea 13 Columnas
2021-01-19 - 00:05
Democracia y Morena. La apuesta Columnas
2021-01-19 - 00:03
TAN CERCA Y TAN LEJOS. Columnas
2021-01-19 - 00:01
Joe Biden: el sanador Columnas
2021-01-19 - 00:01
+ -