facebook comscore
¡Viva la democracia!

¡Viva la democracia!

Columnas miércoles 13 de mayo de 2020 - 00:11

Mientras en la casa de gobierno de Baja California Jaime Bonilla llora su derrota, los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) quedan como verdaderos defensores de la democracia y, en especial, de la Constitución que ya no soporta una afrenta más por parte de los que idolatran el autoritarismo y la ambición de poder. Solo dos años Bonilla gobernará a los bajacalifornianos.
Dentro de todo lo malo que nos está pasando a los mexicanos con la pandemia y la crisis económica la actuación de los ministros nos regala una poco de esperanza en el sentido de que aún quedan algunas instancias autónomas e independientes de lo que diga y ordene el poder ejecutivo.
Unánimemente las y los integrantes del poder judicial negaron a Jaime Bonilla su loca idea de gobernar Baja California por cinco años cuando su elección, y lo sabía, era de solamente dos años.
Fraude a la Constitución fue el argumento para que las mujeres y los hombres que componen la Suprema Corte de Justicia de la Nación le dijeran no al gobernador Bonilla, ni más ni menos. Normalmente cuando se habla de fraudes electorales se señala a alguna persona, pero en esta ocasión era a la máxima ley, a la Carta magna que nos rige como mexicanos, a la que el morenista quería hacerle fraude.
La SCJN nos da en momentos tan difíciles oxígeno para creer que sí habrá quienes desde el poder defenderán la democracia ganada a base de incansables luchas y de sangre de numerosas personas que en su busca perdieron la vida. Es sin duda una bocanada de aire para una sociedad perpleja ante lo que estamos viviendo en materia política: Nada de fraudes a la Constitución.
Con la decisión unánime de las y los ministros se envía una señal de que no se permitirá más el quebranto de la ley, ésta debe estar por encima de todo y de todos llámense legisladores, presidentes municipales, jefe de Gobierno, gobernadores o presidente de la Republica.
Y que no venga el gobernador Bonilla a decir cual buen samaritano que acatará la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación porque no es un favor el que hace, era una canallada apoyada por Yeidckol Polevnsky la que pretendía alargar su periodo de gobierno tres años más deñe tiempo que fue electo.
Nuestra Constitución seguirá vigente en su régimen democrático sin ningún daño porque las y los ministros actuaron con conciencia y en plena libertad, lo cual los hace merecedores de dobles felicitaciones. Quien intente nuevamente pensar en alargar su mandato ya sabe a lo que le tira: nada de fraudes a la Carta Magna.
No estaría de más que los integrantes de la SCJN también echaran abajo las consultas a mano alzada que las hacen vinculantes sin tener el porcentaje de votos exigidos para hacerlas valer… ¡Viva la democracia!

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿México asesino? Columnas
2020-06-04 - 01:01
Desinformación Columnas
2020-06-04 - 00:57
PRI-Oaxaca, relevo a distancia Columnas
2020-06-04 - 00:57
Apremian tiempos a diputados Columnas
2020-06-04 - 00:54
Línea 13 Columnas
2020-06-04 - 00:49
+ -