facebook comscore
COLEGIALIDAD

COLEGIALIDAD

Columnas lunes 24 de enero de 2022 -

“Dos cabezas piensan mejor que una” dice un refrán popular. Pero hay otro que dice: “cada cabeza es un mundo.” ¿Cómo lograr poner de acuerdo o conciliar distintas opiniones, perspectivas o puntos de vista, cuando se tiene que tomar una decisión colegiada?
No es una tarea fácil. La dinámica de la colegialidad requiere principalmente, que los miembros de un cuerpo colectivo de toma de decisiones estén dispuestos a hacer efectivo uno de los valores fundamentales de la democracia: La riqueza de la diversidad. La importancia de construir consensos mediante el acuerdo de mayorías, sin olvidar la necesaria inclusión de las minorías.
Esta tarea podría parecer sencilla, pero es en realidad una labor que requiere de muchos elementos, estrategias, herramientas y habilidades, que no siempre tenemos, pero podemos aprender a desarrollar.
El respeto, la tolerancia, y la inclusión, son aspectos indispensables en la dinámica de los órganos colegiados. Es imposible tomar decisiones colectivas, sin esos elementos.

El diálogo, la negociación, la conciliación y, sobre todo, el entendimiento del punto de vista del otro, constituyen aspectos primordiales en el trabajo colegiado. Todo ello, con el fin de lograr la armonía, la concordia y la libertad de cada miembro del colegiado, para plantear sus puntos de vista.
Las aplanadoras, es decir, el ejercicio de “aplastar” a las minorías, no escuchar sus argumentos y posiciones, ignorar o invisibilizar los puntos de vista con los que no se coincide; son ejercicios de talante autoritario, que deben ser erradicados del modelo democrático.
Mantener abiertos los canales de comunicación, argumentar y debatir antes que descalificar y emitir ataques a las personas por expresar sus ideas, son ejercicios a las que nuestra sociedad debe irse acostumbrando en los tiempos por venir.
Por otro lado, la tarea de conducir los trabajos de un colegiado, constituye un reto aún de mayor dimensión.

Dirigir un órgano colegiado es más sobre gestionar la voluntad colectiva (incluyendo a las minorías) que sobre impulsar la visión propia. Es una tarea que requiere cierto nivel de sacrificio de la propia opinión, en aras de construir el consenso del cuerpo colegiado como un solo sujeto.
Quien preside un órgano colegiado asume un gran honor, con el costo de disminuir sus posibilidades (como integrante del colegiado) de impulsar sus propios puntos de vista. El alto honor que representa ejercer esa función, tiene un costo que se debe estar dispuesto a pagar. Con el fin de hacer viable la dinámica del órgano colegiado, muchas veces de debe poner la visión general por encima del punto de vista propio. Estar dispuestos siempre a ceder en algo.

Flor de Loto: Para vivir en colegialidad, es útil aprender a desarrollar nuestros propios valores democráticos y ponerlos al servicio del colectivo. Eso hará posible el éxito en la dinámica del colegiado.


No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Felicidades Banxico Columnas
2022-05-16 - 00:37
Se busca candidato Columnas
2022-05-16 - 00:36
Saqueo en Tuxpan Columnas
2022-05-16 - 00:36
Línea 13. Columnas
2022-05-16 - 00:35
¿Qué significa ser periodista? Columnas
2022-05-16 - 00:34
Socialdemocracia y crisis climática Columnas
2022-05-16 - 00:33
El TECDMX y el Presupuesto Participativo 2022 Columnas
2022-05-16 - 00:32
UN MILLÓN DE MUERTOS Columnas
2022-05-16 - 00:30
EMPLUMADOS Y CHOCOS MANDAN Columnas
2022-05-13 - 00:40
Tiraditos Columnas
2022-05-13 - 00:39
No hay bienestar sin seguridad Columnas
2022-05-13 - 00:38
Así van las encuestas en los estados Columnas
2022-05-13 - 00:37
INAI recicla funcionarios Columnas
2022-05-13 - 00:34
Cambios laborales Columnas
2022-05-13 - 00:33
Alerta en EU por fentanilo mexicano Columnas
2022-05-13 - 00:32
Línea 13. Columnas
2022-05-13 - 00:32
+ -