facebook comscore
Derechos humanos y Covid-19

Derechos humanos y Covid-19

Columnas jueves 02 de abril de 2020 - 01:26

El treinta de marzo el Consejo de Salubridad General fijó las medidas a seguir hasta el treinta de abril para atender la emergencia del Covid-19. Estas han producido opiniones distintas sobre su alcance y las restricciones que tendrán sobre un conjunto de derechos humanos en nuestra sociedad.
Algunas voces sugieren que, si la situación se agrava, debería meditarse la suspensión de derechos humanos, tal y como lo establece el artículo 29 de nuestra Constitución Federal.
No coincido con esta última hipótesis, al menos no en este momento y bajo las condiciones actuales, porque la Constitución mexicana —artículo 73, fracción XVI, Bases 1ª, 2ª y 3ª— reconoce un régimen especial al cual acudir, precisamente cuando enfrentamos emergencias sanitarias como la del Covid-19.
En cambio, la suspensión de derechos es un régimen jurídico excepcional que, en la expresión del constitucionalismo actual, funciona para atender disturbios o conflictos bélicos internos o externos, que atienden a otra lógica y realidad social.
Más allá de discutir qué modelo debe aplicarse a esta emergencia —no alcanzaría esta columna para ello— me parece importante hacer visibles a distintos grupos de personas a quienes poca atención se ha prestado y que, durante este tiempo deben ser especialmente protegidos.
Un primer grupo son las personas recluidas, internadas, retenidas o arrestadas, ya sea en prisiones, hospitales para la salud mental, centros migratorios, etc. Normalmente estas personas se encuentran —en todo el mundo— en hacinamiento, amontonadas, lo cual eleva al máximo el riesgo del contagio. Deben aplicarse medidas extraordinarias de vigilancia médica y distanciamiento oportuno que eviten, en la medida posible, contagios masivos.
Otro grupo fundamental es el de personas que no tienen acceso regular al agua. Como lo han explicado, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS), como las autoridades sanitarias mexicanas, lavarse las manos con jabón y agua es la primera medida, y de las más eficaces para evitar el contagio por Covid-19. Por ello, las autoridades deberán garantizar el acceso al agua limpia que permita la higiene personal a quienes carecen de ella.
De igual forma, la no discriminación debe garantizarse durante la emergencia. Las personas que resulten positivas no deben ser atacadas, sino que, en su calidad de enfermas deben recibir un trato digno tanto por las autoridades como por particulares. Mucho menos, la enfermedad debe servir como pretexto para aplicar medidas xenofóbicas contra la diversidad racial de nuestro país.
Finalmente, debemos visibilizar a las personas con algún tipo de discapacidad, porque para ellas puede ser casi imposible la adopción de medidas como el aislamiento personal, sobre todo cuando requieren apoyo para comer, vestirse o bañarse. Adoptar medidas para garantizar la continuidad de estos apoyos de una manera segura a lo largo de la crisis debe ser un elemento esencial.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
JUSTA SERIE MUNDIAL. Columnas
2020-10-20 - 07:05
Morena pierde hoy, para ganar mañana Columnas
2020-10-20 - 01:32
Tiraditos Columnas
2020-10-20 - 01:32
VOTAR Y CONTAR DIFERENTE Columnas
2020-10-20 - 01:24
Sociedades tolerantes Columnas
2020-10-20 - 01:09
+ -