facebook comscore
Muere el pintor de la geometría y la Ruptura Manuel Felguérez

Muere el pintor de la geometría y la Ruptura Manuel Felguérez

Entornos martes 09 de junio de 2020 - 00:33

Kristina velfu
@Velfu

Manuel Felguérez murió ayer, al despuntar la mañana, con 91 años de intensa vida en su cuerpo. Mientras su exposición Trayectorias sigue vigente en el Museo Universitario Arte Contemporáneo, en soledad, por la pandemia que nos aqueja; y sus deudos que somos todos los que le admiramos, no podemos homenajearlo como se despide a los grandes, en Bellas Artes. Esto hace la pérdida aún más dolorosa. Por la distancia en la que sucede.
Sin embargo, no deja de ser abstracta, la forma en que siempre trabajó su plástica. Como una nebulosa se despide el zacatecano, luego de darse una vuelta por su exposición y ofrecer visitas guiadas, encontrarse con todos en Zona Maco. Finalmente desapareció como un entresueño.
Siempre sonriente y afable. Dispuesto a firmar autógrafos como un rockstar que la juventud reconocía desde que asomaba por el ascensor. Su espíritu rebelde nunca envejeció y aunque su voz era cada vez más tenue, la fuerza de su trazo se mantuvo hasta el final, en que tenía previsto ampliar su estudio para hacer, cada vez, piezas más grandes, pero más ligeras.
Por los pasillos del MUAC que frecuentaba como buen universitario, aún antes de su exposición, se le veía tocando la pared falsa de triplay que cubría el Mural de hierro, rescatado y restaurado por la UNAM, del abandonado Cine Diana y que él mismo ayudó a recuperar. Ahora expuesto en la sala principal, en todo su esplendor. Tuve el gusto de saber de su propia boca, apenas en este febrero, cómo fue que surgió la idea de experimentar con trozos de fierro en espacios más grandes: “Estaba cansado de ser expuesto en galerías en donde poca gente pudiera ver mi obra sólo el día del evento inaugural. Busqué un espacio que tuviera gente todo el tiempo, como el cine, que en la época era incluso de permanencia voluntaria y toda la gente pasaba por ahí una y otra vez”, confesó en esa ocasión a los privilegiados que dimos un recorrido por la exposición con él, que deseaba que la pieza perteneciera al acervo de la comunidad universitaria.
Tiempo antes ya se rumoraba que los herederos del Cine Diana, habían rechazado la oferta del entonces rector José Narro Robles, de adquirir la pieza, con miras a esperar a que su precio aumentara con la desaparición del artista. Un mito no necesariamente verdadero. Así, la monumental pieza se mantiene en un limbo de propiedad y comodato en el MUAC, donde ví por última vez a Felguérez, entusiasta y de buen ver como siempre. Acompañado de Merceditas, su fiel esposa, que trataba con benevolencia a las y los fans que deseaba una fotografía de recuerdo con el maestro. Felguérez habló en esa ocasión, sobre cómo obtenía los cientos de conchas de mar, con las que formó el mural Canto del océano, acudiendo en la madrugada a los mercados para pedir los desperdicios en las pescaderías, sin confesar que se trataba de parte de su proceso creativo y obteniéndolas como un regalo. Nos contó cómo exploraba, a través de los algoritmos de la computadora, la infinidad de formas geométricas, únicas e irrepetibles, bajo un mismo estilo.
En esta exposición también está presente la obra Máquina del deseo, que el joven Felguérez hizo en 1973 como parte de los trabajos de escenografía con los que colaboraba para Alejandro Jodorowsky, de quien fue cómplice de interminables “travesuras”, fielmente narradas a la curadora Pilar García en el folio de la exposición, editado por el MUAC, y entre las que resalta las veces en que Jodorowsky pedía a través del periódico mujeres dispuestas a desnudarse ante sus cámaras y se apropiaban de las Ciudad de México con actores disfrazados de policías, que paraban el tránsito para las filmaciones.
Ese era el espíritu de Manuel Felguérez, jovial y pícaro. Un hombre que nunca envejeció y que cuenta con el privilegio de tener obra en las Naciones Unidas, pues fue tan vanguardista que logró entender al mundo sin nacionalismos, universal, abstracto y lleno de potencia emotiva.
Hasta siempre maestro.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -