facebook comscore
Los pantalones de Sheinbaum

Los pantalones de Sheinbaum

Columnas martes 25 de febrero de 2020 - 02:19

Hace un mes Claudia Sheinbaum sorprendió con unos pantalones singularmente acompañados de un par de clips que sostenían el dobladillo. Para muchas y muchos, fue motivo de burla; sin embargo, ese simple hecho muestra la practicidad distintiva de la Jefa de Gobierno.
La doctora, como le dicen, es práctica a más no poder, sencilla y resolutiva. No pierde el tiempo en protocolos, ni le importa la parafernalia que históricamente acompaña a los gobernantes.
Desde muy temprano está frente al timón de la CDMX, atendiendo personalmente a la ciudadanía; pero no para la selfie sino para resolver, canalizar, instruir, echar a andar el andamiaje administrativo para dar la mejor atención posible. No conoce la palabra “no”, busca, investiga, crea alternativas, encuentra soluciones.
Con todo y clips, trae bien puestos los pantalones. Esta frase de corte machista y llena de misoginia, data de la época en que solo los hombres podían usar pantalones. Traer bien puestos los pantalones, las enaguas o los chones, ha sido sinónimo de llevar el mando, tener la última palabra, valor, fuerza, carácter y poder.
Afortunadamente, hoy cualquier persona puede usar pantalones o falda, las limitaciones solo están en la mente de cada quien, necesitan ser suficientemente fuertes para resistir los embates de los pocos resquicios del conservadurismo que se resisten a ceder ante la libertad.
Y son las mujeres las que en los últimos días, nos han demostrado tener los pantalones bien puestos. Ya se cansaron de ser agredidas, humilladas, lastimadas, asesinadas, y el 9 de marzo darán una muestra de su poder.
Atinadamente, la doctora ya se subió al día sin mujeres, responsablemente estará en su oficina pendiente de lo que suceda en la capital; pero ideológica y moralmente estará con ellas. Nadie en su sano juicio se atrevería a cruzarse en las vías de este tren que ya salió y no tiene regreso.
Claudia Sheinbaum ya comprendió la máxima de que una orden no supervisada es una orden no cumplida. Le costó mucho aprenderlo, pero en la crisis que afrontó derivado del hecho atroz y deleznable que sufrió la pequeña Fátima, tomó al toro por los cuernos, hizo marcaje personal a la Fiscal Ernestina Godoy sin importar su autonomía y al Secretario de Seguridad Ciudadana García Harfuch.
Como buena maestra, les enmendó la plana, presionó, hizo acto de presencia, hizo las llamadas necesarias y salió avante. Esta forma de operar le ha funcionado, no tiene de otra, le faltan buenos operadores en quienes delegar la supervisión y el seguimiento de sus instrucciones.
Sheinbaum ha mejorado en la forma de afrontar los problemas, ya no los descalifica, ni los cuestiona; ahora le falta tener funcionarios capaces de anticiparse a las crisis, un equipo que sepa identificar los asuntos graves y prioritarios que pueden convertirse en un problema fácilmente. El ritmo que lleva es insostenible, desgastante, necesita apoyo.
Urge que tome decisiones sobre los funcionarios que solo sirven de floreros de la Cuarta Transformación en la CDMX. Ya lo dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, no basta con detener a los culpables, hay que prevenir.
Con el coronavirus, la doctora tiene una gran oportunidad en sus manos. A diferencia de China, tenemos meses de ventaja, ojalá sepamos las medidas implementadas para hacer frente a la temida, pero posible pandemia. No pueden salir con que no estábamos preparados.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Representantes populares de tiempo completo Columnas
2020-12-04 - 01:24
Fortalecer a las instituciones electorales Columnas
2020-12-04 - 01:07
NINGUNA PERSONA ES ESPECIAL Columnas
2020-12-04 - 01:06
Desactivación de colectivos Columnas
2020-12-04 - 01:05
+ -